Procedimiento para retener las cesantías en caso en que el trabajador incurra en las causas que le harán perder el derecho a ellas

El artículo 250 del código sustantivo del trabajo señala las causales que llevan a la pérdida del derecho al auxilio de cesantías por parte del trabajador, como puede ser el hurto, el daño material grave a instalaciones o herramientas de la empresa, la revelación de secretos comerciales o industriales que afecten gravemente los intereses del empleador, etc.,  pero dicha pérdida no es automática,  ni es facultad del empleador decretarla, por lo que previamente se debe seguir un procedimiento.

Frente a este tema se pronunció la corte constitucional al resolver una demanda de inconstitucionalidad contra el artículo 250 del código sustantivo del trabajo, en la sentencia C-710 de 1996:

En los casos señalados en la norma acusada, se faculta al patrono retener la suma que corresponda al auxilio de cesantía, cuando el trabajador ha incurrido en los  hechos allí descritos, mientras el juez correspondiente decide si existió la causal alegada por éste.

En razón a la naturaleza de los hechos descritos como causa para retener este auxilio, corresponde a la jurisdicción penal establecer la existencia de los hechos alegados. Por tanto, sólo cuando se abre  investigación formal en contra del trabajador, puede el patrono ejercer la facultad de retener. No antes, pues la sola apreciación del empleador sobre unos hechos,  no le permite asumir competencias que no le corresponden. Al respecto, puede consultarse la sentencia de la Corte Suprema de Justicia, Sala Laboral, de septiembre 15 de 1974.  

Una vez el juez penal dicte la correspondiente sentencia condenatoria, el trabajador pierde definitivamente este derecho. Por tanto, no le asiste razón a los demandantes cuando afirman que se vulnera el derecho al debido proceso, pues en ningún momento el artículo acusado autoriza al empleador para asumir  el papel de la autoridad judicial.

Si se absuelve al trabajador, el patrono está obligado a pagar  la suma correspondiente y, sólo desde la fecha en que quede ejecutoriado el fallo, empezará a estar en mora por el no pago de este beneficio. Así lo ha entendido la Corte Suprema de Justicia, tal como se lee en la sentencia de abril 22 de 1965.

Por otra parte, nada impide que el patrono se constituya en  parte civil dentro del correspondiente proceso penal, o inicie ante la justicia ordinaria el correspondiente proceso, para el resarcimiento de daños y perjuicios ocasionados por la conducta del trabajador. No se entiende por qué los actores infieren que la norma acusada restringe los derechos que, como sujeto pasivo de las conductas delictivas descritas en la norma acusada, posee el empleador.”

Es evidente que el criterio subjetivo que pueda tener el empleador frente a uno hechos indilgados al trabajador, no son suficientes para retener las cesantías y mucho menos para decretar la pérdida definitiva de las mismas, y necesariamente el empleador tendrá que demandar penalmente al trabajador por los hechos que le imputa para que el juez sea el que decida de fondo sobre el asunto.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

2 Opiniones
  1. andres gonzalez dice:

    Me retire de la empresa donde laboraba. Tengo una deuda pendiente con ella me retienen la liquidación es posible que también me quiten el derecho de retirar mis cesantías?

  2. andres gonzalez dice:

    Me retire de la empresa dond

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.