DIAN reitera que profesionales liberales que subcontraten siguen siendo empleados para efectos tributarios

El artículo 329 del estatuto tributario que contempla las categorías tributarias de las personas naturales señala que son empleados, quienes presten servicios personales o ejerzan actividades por cuenta y riesgo del empleador o contratante en una proporción que supere el 80%.

En el caso de los profesionales liberales y servicios técnicos señala que son empleados quienes en desarrollo de estos, no requieren insumos o materiales especializados o maquinaria o equipo especializado, en una proporción igualmente del 80%.

En esa medida, muchos profesionales liberales se han visto envueltos en una circunstancia que si bien puede beneficiarlos por ser empleados, como el la opción de tener la renta exenta del 25% del numeral 10 del artículo 206 ET, al igual que la posibilidad de imputar costos y deducciones en el sistema ordinario teniendo en cuenta los límites del artículo 87 ET., también pueden verse afectados pues en todo caso deben liquidar el IMAN y en caso de ser posible el IMAS. Estos últimos harían que su tributación se elevase.

En ese sentido, se le ha consultado a la DIAN si en el desarrollo de una profesión liberal tiene cuenta y riesgo propio, es decir, asume riesgos frente al contratista, es determinante para su clasificación. Al respecto la entidad mediante 20371 de 2016 señaló:

“De lo anterior, podemos concluir que la prestación personal directamente realizada por la persona natural es propia de la primera acepción de empleado donde media un vínculo laboral legal o reglamentario o como se llame, orden de servicios, etc…, pero en la segunda acepción de empleado se habla de actividades propias de profesiones liberales, donde ya no se requiere que la actividad la desarrolle directamente la persona natural, porque si bien no realiza la profesión de médico directamente, como en el caso planteado por la consultante, al subcontratar a otros profesionales, como director del proyecto está realizando otras actividades también propias de las profesiones liberales como administrador de empresas, analista de contratación, supervisor ...

Ahora, si bien debe considerarse que el concepto de los riesgos asumidos y el grado de autonomía respecto del contratista difiere frente a la prestación personal y directa que contiene la primera acepción de empleado, en la segunda existe un límite al señalar que la persona natural debe reunir unos requisitos, esto es, que las personas naturales residentes en el país presten los servicios en ejercicio de profesiones liberales o que presten servicios técnicos que:

- No requieran la utilización de materiales o insumos especializados.

- O de maquinaria especializada. “

Es decir, que tal como se observa  en el concepto, es la utilización de materiales, insumos, maquinaria o equipo especializado el factor determinante  para saber si un profesional es empleado, y no el riesgo asumido o en términos técnicos el concepto de cuenta y riesgo propio.

En esa media, así un profesional liberal subcontrate, no implica que se desnaturalice su categoría tributaria.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.