Programa Ayuda Renta versión 1.etc II

La DIAN como institución del Estado Colombiano, debe propender por aplicar los principios de la administración pública. Más allá de ese, durante los últimos años se han hecho esfuerzos enormes para enfocar su acción al servicio. Es decir, que un funcionario de la administración tributaria debe comprender que los contribuyentes requerimos de sus servicios de forma oportuna y eficaz.

De allí, que en su momento señaláramos que es irracional que una vez iniciados los vencimientos de la declaración de renta de personas naturales se improvisara con cinco (5) versiones del programa ayuda renta (Programa Ayuda renta, versión 1.etc). Y la lógica apunta a que el motivo de esta situación de un personal no calificado tomando decisiones técnicas, personas que por más que quieran ayudar a las labores del estado no comprenden a cabalidad el quehacer diario de los contadores y los contribuyentes en general.

Y de forma asombrosa cuando vamos en la mitad de los vencimientos tributarios nos encontramos con que las ayudas que la DIAN nos brinda están mal diseñadas y prueba de ello es la versión 1.6 del programa ayuda renta (ver imagen)

La pregunta que surge inmediatamente es ¿Qué sucede con aquellos contribuyentes que ya presentaron su declaración con la ayuda de del programa en su versión 1.5? ¿Quién les responde por un posible error en sus declaraciones?

Lo que se puede recatar de estas situaciones en la DIAN es que por más estudiosos de Georgetown, Berkeley o Chicago, siempre hará falta un interlocutor que permita acercar los aspectos técnicos al lenguaje de los negocios y en especial de los negocios de las regiones.

Mientras tanto ¿será que podemos esperar una versión 1.7 del programa ayuda renta?

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.