¿Propiedad horizontal perdería la calidad de no contribuyente para someterse al régimen tributario especial y aplicaría un sistema cedular?

La pasada reforma tributaria expedida bajo la Ley 1607 de 2012 modifica la tributación nacional de las personas jurídicas originadas en la constitución de la propiedad horizontal de uso comercial y mixto, al establecer en su artículo 186 la pérdida de la calidad de no contribuyente cuando genere renta mediante la destinación algún o algunos de sus bienes o áreas comunes para la explotación comercial o industrial.

Ante la pérdida de la calidad de no contribuyente de los impuestos nacionales el parágrafo 1 del mencionado artículo señala expresamente la sujeción al régimen tributario especial de que trata los artículos 19, 356 al 364 del Estatuto Tributario y el Decreto 4400 de 2004 modificado por el Decreto 640 de 2005.

Conforme a lo consagrado por el inciso 1 y parágrafo 1 del artículo 186 es claro que la propiedad horizontal perdería totalmente su calidad de no contribuyente y en consecuencia deberá someter todos sus ingresos y egresos al régimen tributario especial; no obstante considero que de la redacción del inciso 2 se puede advertir la verdadera intención del legislador, veamos:

“(...)

Los ingresos provenientes de la explotación de los bienes o áreas comunes no podrán destinarse al pago de los gastos de existencia y mantenimiento de los bienes de dominio particular, ni ningún otro que los beneficie individualmente, sin perjuicio de que se invierta en las áreas comunes que generan las rentas objeto del gravamen. " 

Al parecer esa parte de la norma transcrita determinaría la aplicación de un sistema cedular de operaciones no gravadas y gravadas con el impuesto sobre la renta a la tarifa del 20%, al señalar la separación entre los ingresos obtenidos en la explotación de bienes o áreas comunes y sus correspondientes egresos procedentes de los ingresos y gastos que no tienen relación con la explotación económica.

En ese orden de ideas, la propiedad horizontal determinaría el beneficio neto o excedente fiscal únicamente tomando los ingresos provenientes de la explotación comercial o industrial (bienes o áreas comunes) y restándoles los egresos procedentes que tengan relación con la renta generada, mientras que los otros ingresos y gastos continuarían no sometidos al impuesto sobre la renta.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.