Propiedad, planta y equipo. Valoración Posterior (V). Modelo de Revalorización. Ejercicio

EJERCICIO PRÁCTICO: REVALORIZACIÓN DE ACTIVOS. 

DELTAPLUS, S.A. tiene a finales del año X1 dos elementos de propiedad, planta y equipo pertenecientes a distintas clases.

1. Un inmueble en propiedad en el que se ubican las oficinas (costo histórico, 1.200.000 u.m.; vida útil 50 años; depreciación acumulada hasta 31/12/X0, 50%), cuyo valor de mercado desciende a 500.000 u.m. por motivos relacionados con la crisis económica.

A finales del año X2, las medidas gubernamentales, generan mejores expectativas, subiendo el valor de mercado a 660.000 u.m.

El valor en uso no desciende en ningún caso por debajo del costo histórico.

2. Una máquina de características muy específicas (precio de adquisición 24.000 u.m., depreciación acumulada 4.000 u.m., vida útil restante 5 años), ha incrementado su precio de reposición, según informa el proveedor, en un 25%.

El ejercicio X2 no se revisa el valor razonable.

A inicios del ejercicio X3, se vende la máquina por 10.500 u.m.

El valor en uso no desciende en ningún caso por debajo del costo histórico.

Se pide:

Resolver el planteamiento anterior, desde los dos modelos valorativos que ofrece el IASB: a) Costo histórico –en el que se tomará como referencia el valor recuperable por si procede minorar el valor en libros- y b) valor razonable.

Asimismo, cuando se utilice el valor razonable la distinta naturaleza de los activos va a permitir comprobar cómo se aplican dos formas diferentes de estimar el valor razonable: b.1) mediante tasación y b.2) por costo de reposición.

Solución:

a) Valoración a costo histórico.

Sus implicaciones pueden observarse en la información suministrada en las notas.

Aplicando el modelo de costo histórico, en ninguno de los ejercicios, procede corregir el valor de ninguno de los elementos dado que sus valores recuperables (mayor entre valor neto de realización –muy próximo al razonable- y valor en uso) no están por debajo del precio de adquisición.

En el ejercicio X1, el valor en libros del elemento después de depreciaciones es de 576.000 u.m. Para dejarlo en su valor razonable, se elimina en primer lugar la depreciación acumulada compensándola con la cuenta del elemento (nuevo valor en libros 576.000). Finalmente, se corrige el saldo de esta cuenta hasta dejarlo en 500.000, reconociendo una “pérdida por devaluación” de 76.000 u.m.

En el ejercicio X2, la base depreciable del elemento ha disminuido, disminuyen también la cuota de depreciación. El valor en libros del elemento después de depreciaciones es de 479.167 u.m., mientras que el valor razonable ha subido hasta 660.000. En primer lugar, se compensa la depreciación acumulada -20.833-, dejando la cuenta del elemento con un saldo de 479.167 y posteriormente se aumenta hasta 660.000. Como consecuencia, surgiría una reserva por revalorización de 180.833. No obstante, dado que parte de la subida de valor es una reversión de una devaluación anterior, reconocida como pérdida en el ejercicio X1, lo que procede es registrar una ganancia por esa cantidad -76.000- y una reserva por el resto -104.833-.

b ) La información sobre el valor razonable de la máquina consiste en su precio de reposición y se incorpora a la contabilidad aplicando un coeficiente corrector (1,25) tanto al costo histórico como a las depreciaciones acumuladas.

En el ejercicio X2, la base depreciable aumenta y siendo la vida útil restante de 4 años, se obtiene una cuota de depreciación de:

(30.000 – 10.000)/4 = 5.000

La diferencia entre la nueva cuota de depreciación -5.000- y la antigua cuota -4.000- justifica el traspaso desde la cuenta de reservas por revalorización –considerada como no realizada- a una reserva disponible.

Una vez dotada la depreciación del ejercicio X2, la depreciación acumulada asciende a 15.000.

Finalmente, al producirse la venta del elemento se aplica la reserva por revalorización restante neta de cualquier impuesto.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.