Propuestas de la Comisión de Expertos XIII: Régimen Simplificado

Hoy, pertenecen al régimen simplificado las personas que cumplan las siguientes condiciones, según dispone el artículo 499 del estatuto tributario:

  1. Que en el año anterior hubieren obtenido ingresos brutos totales provenientes de la actividad inferiores a 4.000 UVT*.
  2. Que tengan máximo un establecimiento de comercio, oficina, sede, local o negocio donde ejercen su actividad.
  3. Que en el establecimiento de comercio, oficina, sede, local o negocio no se desarrollen actividades bajo franquicia, concesión, regalía, autorización o cualquier otro sistema que implique la explotación de intangibles.
  4. Que no sean usuarios aduaneros.
  5. Que no hayan celebrado en el año inmediatamente anterior ni en el año en curso contratos de venta de bienes o prestación de servicios gravados por valor individual y superior a 3.300 UVT*.
  6. Que el monto de sus consignaciones bancarias, depósitos o inversiones financieras durante el año anterior o durante el respectivo año no supere la suma de 4.500 UVT*.
  7. Para la celebración de contratos de venta de bienes o de prestación de servicios gravados por cuantía individual y superior a 3.300 UVT*, el responsable del Régimen Simplificado deberá inscribirse previamente en el Régimen Común.

Pues bien, la recomendación de la Comisión de Expertos en el tema del régimen simplificado del IVA consiste en disminuir los umbrales a partir de los cuales se pasa al régimen común. Actualmente como acotamos, los ingresos tanto en bienes como en servicios no deben superar los 4.000 UVT $113.116.000 por el año 2016.

La recomendación señala que el tope bajaría así:

  • A 1.250 UVT en venta de bienes gravados (aproximadamente 35 millones).
  • A 850 UVT e venta de servicios (aproximadamente 24 millones).

Así mismo se pone en consideración lo que hace tanto tiempo se ha venido estudiando y es el denominado Mono-tributo (opcional).  Señala el informe:

Se propone adoptar un sistema unificado en remplazo de IVA, el impuesto al consumo y el impuesto de renta, como un sistema opcional. Los principales aspectos de esta propuesta son:

Establecer un régimen unificado para personas naturales con ingresos brutos entre los umbrales planteados para no cobro de IVA, el cual cobijaría a las personas con ventas brutas de bienes entre 1.250 UVT y 4.000 UVT y a las personas con ingresos brutos por venta de servicios entre 850 UVT y 2700 UVT (aproximadamente $76 millones). En estos rangos y manteniendo los demás requisitos que hoy existen para el régimen simplificado, descritos en el numeral 17 de este informe, la persona puede escoger entre: i) presentar una declaración unificada y pagar una tarifa única de 5% sobre los ingresos brutos anuales por concepto de IVA, impuesto al consumo e impuesto de renta o ii) acogerse al régimen ordinario en renta y al régimen común en IVA y/o consumo.

Aclarando que este sistema no daría derecho a IVA descontable ni solicitud de saldos a favor. Aspecto importante que se debería considerar por parte de los contribuyentes y responsables.

Finalmente se mantienen el tope de ingresos a partir del cual se pertenece al régimen común en 4.000 UVT pero solo en la venta de bienes. Para la venta de servicios se pertenecería al régimen común si se tienen ingresos superiores a 2.700 UVT.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.