Avanza en la Cámara de Representantes proyecto de ley que rebajaría el número de semanas que deben cotizar las mujeres para acceder a la pensión de vejez

Como todos sabemos, actualmente  para que una mujer afiliada a Colpensiones cause el derecho a la pensión de vejez, se requiere que tenga mínimo 57 años de edad y reúna 1300 semanas cotizadas. Los hombres, por su parte, deben contar con 62 años de edad y 1300 semanas cotizadas.

Pues bien, si nos detenemos un poco analizar la situación que venimos de referir, veremos que las mujeres disponen de menos tiempo para cotizar las 1300 semanas, mientras que para los hombres el plazo es mayor.

Supongamos que una mujer y un hombre empiezan a cotizar a los 18 años de edad. La mujer tendría 39 años para cotizar las 1300 semanas, y el hombre contaría con un plazo de 44 años.  Visto de afán, algunos podrían llegar pensar que las mujeres salen ganando porque cotizan solo durante 39 años y los hombres durante 44 años, lo cual no es cierto, pues como ya se anotó ambos deben cotizar 1300 semanas.

Ahora miremos el asunto desde otro ángulo:

Como 1300 semanas equivalen a 26 años (aproximadamente), eso significa que la mujer tiene 39 años para cotizar el equivalente a 26 años, y el hombre 44 años.

Pues bien, por causa de la maternidad y la lactancia la mujer se ve muchas veces obligada a dejar el trabajo en forma definitiva o temporal para dedicarse al cuidado de sus hijos, lo cual le genera una “pérdida de tiempo”en el proceso de acumular semanas para la pensión.  Pero eso no es todo, en Colombia (al igual que ocurre en otros países del continente) la mujer ha sido y sigue siendo discriminada en materia laboral, lo cual se hace visible en la medida en que se le remunera su trabajo con salarios inferiores a los que perciben los hombres, es común que se le asignen funciones de apoyo que como es obvio no comportan salarios altos, las empresas son reacias a contratar mujeres en edad reproductiva,  lo que se determina que muchas veces se vea obligada a laborar en pequeños negocios informales en los que no se acostumbra  afiliar a la trabajadora a la seguridad social, pero sí se les exige estar inscritas en el SISBEN. (Y como ya sabemos, el SISBEN no da pensión)

Todo lo anterior da lugar, en muchos casos, a que la mujer llegue a los 57 años sin acumular las 1300 semanas, diluyéndose así la intención que acompañó al legislador a la hora de establecer que la mujer se pensiona a los 57 años. O sea, que ese lindero que puso el legislador ha resultado  inocuo, pues no se está cumpliendo  en la forma esperada.

Pues bien, con el fin corregir esa manifiesta  inequidad, avanza en la Cámara de representantes un proyecto de ley que de llegar a concretarse disminuiría de 1300 a 1150 el número de semanas requeridas para que las mujeres obtengan su pensión de vejez.

El proyecto ya fue aprobado en primer debate y cuenta con ponencia favorable para segundo debate.

Aunque registramos con complacencia el trámite de esa iniciativa parlamentaria, la verdad es que somos bastante escépticos, toda vez que el gobierno aún no se ha pronunciado sobre si apoyará o no la reforma que en tal sentido se le pretende hacer a la ley 100 de 1993.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.