Prueba de costos y deducciones puede ser presentada posterior al inicio del proceso de fiscalización

Las pruebas con que se pretendan soportar costos y deducciones se pueden presentar posterior al inicio del proceso de fiscalización, valga decir, en cualquier etapa de la vía gubernativa, sin que ello afecte la procedencia del costo o gasto.

Puede suceder que al responder un requerimiento especial el contribuyente no pueda allegar una factura, un certificado o un contrato, pero en la siguiente etapa, esto es, en la el recurso de reconsideración contra la liquidación oficial de revisión, puede presentar dichos documentos, documentos que no pueden ser rechazados como prueba por la Dian.

Hay abundante jurisprudencia de la sección cuarta del Consejo de estado en esa materia, y en una de las sentencias, la 17318 del 26 de enero de 2012, con ponencia del magistrado Hugo Fernando Bastidas Bárcenas, se dijo:

Para la Sala, no incide en la aceptación de la deducción el hecho de que el contrato de asesoría no se hubiera aportado cuando lo pidió la DIAN, pues lo cierto es que si bien eso debe examinarse, en principio, como un indicio en contra del contribuyente, lo cierto es que ese indicio no se opone a que el contribuyente acredite después los costos y deducciones que pretende hacer valer, en los términos del artículo 781 E.T. Ante la carencia de la prueba, es razonable que el artículo 781 citado disponga que cuando el contribuyente allegue posteriormente esa prueba y la alegue "a su favor", deba valorarse, pero sin olvidar que existe un indicio en contra. En estricto sentido, la norma no restringe que la prueba se presente con posterioridad. Tan es así que la norma permite que el contribuyente pueda acreditar "plenamente" los correspondientes costos, deducciones, descuentos y pasivos.

Resulta evidente que si en la respuesta al requerimiento especial el contribuyente no aporta las pruebas que desvirtúen las pretensiones de la Dian, esta no aceptará el costo o la deducción, pero luego en la siguiente etapa procesal debe aceptarlas si el contribuyente allega las referidas pruebas, siempre que dichas pruebas no sean controvertidas, puesto que es probable que la Dian alegue que se trata de pruebas pos constituidas, o que no corresponden a la realidad debido a que el negocio jurídico no se llevó a cabo, etc., y correspondería al contribuyente rebatir esas acusaciones, pero en todo caso, cualquier rechazo ha de ocurrir por cualquier motivo excepto por la presentación extemporánea de los documentos probatorios.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.