Inicio » . Por » (15 / 03 / 2012 )

Pruebas que pueden decretarse en segunda instancia y efectos de la decisión del superior en el recurso de apelación

Cuando se interpone el recurso de apelación, una vez admitido y sustentado surge la pregunta de si ¿se pueden pedir pruebas en la segunda instancia? Este interrogante es resuelto por el inciso primero del artículo 361 del código de procedimiento civil, el cual establece que cuando se trate de apelación de sentencias las partes podrán pedir pruebas, pero solo en los siguientes casos, según lo establecido en el mismo artículo:

  • El primer requisito es que todas las partes las pidan de común acuerdo.
  • Cuando hayan sido decretadas en la primera instancia, pero se hayan dejado de practicar, sin que medie culpa de la parte que las pidió.
  • Cuando traten de hechos que sucedieron después de la oportunidad para pedir pruebas en la primera instancia.
  • Cuando se trate de documentos que no pudieron aducirse en la primera instancia por fuerza mayor o caso fortuito, o por obra de la parte contraria.
  • Si con ellas se persigue desvirtuar los documentos de que trata el ordinal anterior.

Las pruebas para la segunda instancia podrán pedirse en el termino de ejecutoria del auto que admita el recurso; siendo las pruebas los medios para darle la certeza al juez de que los hechos realmente ocurrieron, es importante bajo esta definición que en la segunda instancia o mejor dicho en el trámite del recuso de apelación se puedan pedir pruebas, aunque estas se sujeten a las reglas mencionadas anteriormente.

Hay que tener en cuentan que se pueden pedir pruebas solo cuando se trate de apelación de sentencias; las pruebas pueden darle la certeza al superior jerárquico para que este cambie la decisión tomada por el Juez o inferior jerárquico, o en su defecto que la confirme.

Por otro lado, respecto a los efectos de la apelación, una vez el superior jerárquico decida el recurso deberá  devolverlo  al inferior, una vez devuelto al inferior este deberá dictar un auto en el cual plasmara en obedecimiento al superior lo resuelto por este.

Tratándose del recurso de apelación concedido en el efecto diferido y devolutivo, si se revoca la providencia, toda la actuación posterior a la admisión del recurso quedara sin efectos en que lo que dependa de la revocación.

Temas relacionados

Siéntase libre de opinar


2 Opiniones
  1. LUIS dice:

    Caso para discutir. Proceso con el decreto 1 de 1984.
    En primera se sanciona, pero el investigado solicita decretar algunas prueba, aun así se sanciona pero se olvida hablar del tema. En reposición se dice que no eran necesarias por ser innecesarias en la resolución haciendo énfasis en que no son necesarias pues con lo que hay es suficiente para sancionar. Y en apelación se pueden decretar? O se debe decretar la nulidad e iniciar y pronunciarse para garantizar el debido proceso y negar las pruebas por no ser necesarias, conducentes e impertinentes? Gracias.

  2. luis felipe santagracia dice:

    Caso para discutir.En segunda instancia (tribunal administrativo)decreto en auto que la entidad demandada aportara un informe, ya que por fallo de tutela contra providencia judicial, se le indico al tribunal una decisión de reemplazo a la sentencia del tribunal que dejo sin efecto,por violación al debido proceso, sin embargo el tribunal volvió a fallar revocando la sentencia favorable del Juzgado Adtivo, pero con base en el informe que se arrimo, cuando este informe nunca se anexo como prueba ni en primera instancia, ni en la apelación por parte de la entidad demandada quien lo tenia en su poder, en un proceso de nulidad y restablecimiento del derecho, esta actuación no se encuentra contemplada en nuestro ordenamiento jurídico, pienso que los magistrados se equivocaron en su fallo contraviniendo lo estipulado en las normas, violando nuevamente el debido proceso, que por fallo de tutela del Consejo de Estado se amparo este derecho, ya que no es posible controvertir lo que dice el informe, que entre otras cosas falta a la verdad.

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.