Publicidad aspiracional

Existen varias formas de definir la publicidad, pero la esencia de esta técnica de marketing reside en la capacidad de convencer a un posible cliente de las ventajas que tiene un producto o servicio para que, finalmente, sea adquirido.  Para conseguir este fin se pueden combinar diferentes estrategias que pasan por la descripción, la comunicación y la imaginación.

En cualquier caso, la publicidad es un fenómeno social muy importante que tiene fuertes repercusiones económicas y mucha relación con la tecnología.

Existen muchas formas de hacer publicidad, apoyándose en diferentes conceptos y estrategias. Una de ellas es la denominada publicidad aspiracional que se base en tratar de convencer al posible consumidor sobre la bondad de un producto o de un servicio, situando a este en una situación idealizada. Se trata de intentar asociar la compra del producto con la obtención de esa situación ideal que puede estar relacionada con un estatus social superior, con la fama, con la belleza física o con un lugar idílico.

Con este tipo de publicidad se trata, no tanto de comunicar las características de lo que se vende, como de atribuirle a este la posibilidad de llegar a conseguir una situación similar a la que tiene el que realiza el anuncio. Los anuncios de colonias realizados por modelos o personajes famosos  del momento son ejemplo de este tipo de publicidad.

La publicidad aspiracional se contrapone en metodología a otros tipos, como la publicidad realista o la inteligente.

En cualquier caso, lo realmente importante es delimitar el público al que va dirigido. Es importante determinar el rango de edad, el sexo y el nivel económico y cultural de los receptores de este tipo de publicidad.

Parece que la irrupción de Internet y la publicidad asociada a este nuevo fenómeno social están dando cabida a un tipo de publicidad más realista que aspiracional.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.