¿Puede el empleador obligar al trabajador a abrir una cuenta bancaria para por ese medio cancelarle el salario y las prestaciones sociales?

Se ha generalizado la costumbre, por parte de los empleadores, de exigirles a sus trabajadores la apertura de cuentas bancarias para recibir por ese medio el pago de los salarios y las prestaciones sociales. La situación ha llegado a tal punto que no es difícil observar en los cajeros automáticos a personas de aspecto campesino y a humildes obreros enredados y visiblemente angustiados, tratando de retirar de allí sumas insignificantes de dinero, producto de su salario o de sus prestaciones sociales.  La situación le produce desazón a cualquiera que la presencie, pues muchas veces se trata de personas mayores que no saben leer y que desconocen el manejo de tales aparatos.

La pregunta que se hace cualquiera ante esa situación es si estará dentro de las atribuciones  del empleador la de obligar al trabajador a abrir dicha cuenta bancaria para el pago de sus derechos laborales.

Para responder esa pregunta es preciso acudir primero al Art. 57 del Código Sustantivo del Trabajo, el cual dispone en su numeral cuarto que es obligación del empleador pagar la remuneración pactada, en las condiciones, períodos y lugares convenidos.

Y sobre el lugar en el cual se deben efectuar los pagos, el Art. 138 del C. S. del T. señala:

Art. 138.- Lugar y tiempo de pago.

  1. Salvo convenio por escrito, el pago debe efectuarse en el lugar donde el trabajador presta sus servicios, durante el trabajo o inmediatamente después de que este cese.

  2. Queda prohibido y se tiene por no hecho, el pago que se haga en centros de vicios o en lugares de recreo, en expendios de mercancías o de bebidas alcohólicas, a no ser que se trate de trabajadores del establecimiento donde se hace el pago.

De conformidad con lo anterior, el pago de los salarios y prestaciones sociales debe efectuarlos el empleador en el lugar de trabajo o en el que las partes hayan convenido.  O sea que si no ha habido convenio en tal sentido, el pago debe hacerse forzosamente en el lugar donde el trabajador presta sus servicios.

El tema fue objeto de estudio por parte de la Corte Constitucional la cual en sentencia C-041 de 2000 precisó que el empleador no puede condicionar el pago de obligaciones laborales a la apertura de cuentas bancarias  por parte del trabajador, y menos aún exigirle que abra la cuenta en una determinada institución financiera.

Así se expresó la Corte:

Igualmente, en lo relativo a pagos que tengan origen en vínculos laborales, no puede el patrono obligar a los trabajadores a abrir cuentas para recibir su salario o las prestaciones que le corresponden, y mucho menos indicarle el nombre de la institución financiera en que lo haga, pues en tales eventos lesiona sus derechos y condiciona ilegítimamente el ejercicio de su libertad. (Texto original sin negrillas)

En el mismo sentido se pronunció recientemente el Ministerio del Trabajo al responder una pregunta que le formulara un ciudadano sobre el tema.

Luego de transcribir lo dicho por la Corte Constitucional (fragmento reproducido aquí renglones arriba), puntualizó el Ministerio:

“Teniendo en cuenta lo anterior, la sentencia antes citada establece claramente que el empleador no puede obligar a sus trabajadores a abrir cuentas bancarias, para recibir su salario o las prestaciones que le corresponden, ni exigir al trabajador abrir una cuenta en una entidad financiera específica, pues en tales eventos lesiona sus derechos y condiciona ilegítimamente el ejercicio de su libertad”  Concepto No. 173086 del 7 de octubre de 2014.

Habiendo dejado ya en claro que el empleador no puede obligar al trabajador a abrir la cuenta bancaria  en comento, quedaría por evaluar la validez  del pacto que para tales efectos celebren el empleador y el trabajador.  Esto teniendo en cuenta que lo que la Corte señala es que el empresario no puede obligar al trabajador a abril la cuenta, pero sin llegar expresamente a prohibir un acuerdo de las partes en tal sentido, el cual de llegar a darse haría suponer  que no hubo tal   imposición.

Claro está que el hecho de que entre las partes se hubiese celebrado un convenio de tal naturaleza no es óbice para que el trabajador que se sienta inconforme con dicho procedimiento le manifieste a su empleador su  voluntad de que en adelante no se utilice ese canal de pago; y de no ser atendida su petición poder acudir al Inspector de Trabajo en procura de un arreglo amistoso que deje sin efectos dicho pacto. Y si a pesar de todo eso el asunto sigue sin solución, ésta tendría que buscarla el trabajador en las instancias judiciales, escenario en el cual muy seguramente pesará la sentencia de la Corte que le prohíbe al empleador obligar al trabajador a abrir tales cuentas, (y por extensión interpretativa, a mantenerlas activas una vez abiertas).

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

7 Opiniones
  1. Ana Paola dice:

    La interpretación de la norma en este artículo me parece algo exagerada. En un país en donde ofrecer un trabajo con condiciones legales es una lotería, me parece el colmo que el Empleador no pueda convenir una forma de pago, esto obligaría a que se tuvieran sumas de dinero en efectivo en las empresas y obvio, corriendo los riesgos del fleto y demás de orden público e inseguridad. Por favor, seamos un poco más amigables con este tipo de normas, en la interpretación de las mismas, ya que esta posición en este artículo repito es un poco exagerada, sin pensar en las Pymes y Empresas que ofrecen un trabajo con todas las condiciones de Ley y aquí invitan a que el trabajador exija que no le paguen en un banco. Ahora, todas las personas estan en condición de aprender, sean campesinas, analfatebas o como aquí se describen, que por lo demás me parece un poco despreciativo este tipo de términos, todas las personas tienen derecho a acceder al sistema financiero, sea cual sea su condición. Más dispendioso es poner a un trabajador a hacer una fila en un banco de más de una hora para cambiar un cheque, por ejemplo.

    • Yiya dice:

      Hola , leí la respuesta y por eso me tomo el minuto de escribir. El empleador puede convenir forma de pago con el trabajador pero NO LO PUEDE OBLIGAR , y gracias a Dios esta interpretada , escrita y aclarada esta ley así. Lo que el artículo dice es que no puede la empresa obligar al trabajador a abrir una cuenta en un banco específico y así debe ser ; por el hecho de que el trabajador se haya GANADO el trabajo por el que le van a pagar me parece EL COLMO que el EMPLEADOR quiera obligarlo y coaccionarle a que se sujete a las consecuencias si no abre la cuenta donde le dicen en el trabajo POR LA NECESIDAD.
      ¿La solución ? no tienen los empleadores que obligarlo a abrir cuenta en un banco específico , pueden tener y abrir su cuenta donde se sientan cómodos y nosotros tenemos que poner en práctica la EMPATÍA .
      Que bueno que hayan aclarado esa norma en el Código Laboral porque es el uso y el abuso de los empleadores para con los trabajadores y los que ganan son los empleadores, las empresas y los bancos .

  2. REYNALDO dice:

    Todo lo legal me gusta , pero .. como está la seguridad actual en Colombia como cree que un empleador disponga de uno $10.000.000.00 en efectivo para pagar obreros. Se corre el riesgo de atracos y muertes . La experiencia nos dice que es mejor que nuestros amigos trabajadores por su seguridad y la de su familia , abran su cuenta de ahorros o laboral como se le llama ahora . Tod por el bienestar del trabajador y no por incomodarlo . A los amigos de la corte les pagan muy seguros en la cuenta bancaria y no tienen problemas por su seguridad .

    • Alonso Riobó Rubio dice:

      Eso de la inseguridad es un hecho cierto y preocupante, pero ese factor no influyó para nada en la adopción de la medida en análisis. Además es claro que si el empleador no quiere correr los riesgos que implicaría pagar los salarios y prestaciones sociales en efectivo podría hacerlo mediante cheque. El asunto es de carácter estrictamente tributario y en beneficio exclusivo del empleador. Y claro el trabajador es el que "paga el pato".

      Saludos,

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.