Régimen Contributivo de Salud – ¿Pueden inscribirse como beneficiarios del afiliado sus padres de crianza?

Si acudimos a la ley (entendida ésta en sentido amplio), nos vamos a encontrar con que la misma no contempla expresamente  a los padres de crianza como posibles beneficiarios del afiliado al Régimen contributivo de salud.

En efecto, ni la ley 100 de 1993 (artículo 163) ni la ley 1753 de 2015 (artículo 218) que la reformó, incluyeron literalmente a los padres de crianza en el núcleo familiar del afiliado cotizante. Ambas normas se limitaron a señalar que A falta de cónyuge o compañera o compañero permanente y de hijos, los padres del afiliado que no estén pensionados y dependan económicamente de este”, pueden ingresar al sistema como beneficiarios del afiliado.

Como puede advertirse fácilmente, dichas normas –que son del mismo tenor literal- se refieren únicamente a “los padres del afiliado”, lo cual lleva a entender que allí no quedaron comprendidos los padres de crianza. 

Pues bien, ese tema fue objeto de estudio por parte de la Corte Constitucional al ocuparse del caso que les resumo a continuación:

Desde 1986, José y Leonor hacen vida marital como compañeros permanentes. En noviembre de 2000, Luis, hijo de Leonor pero no de José, afilió a éste -su padre de crianza- a la E.P.S. Salud Total, como su beneficiario. En ese momento, Luis adujo que José era su padre.

A raíz de una sentencia de tutela en la cual se le ordenó a Salud Total que atendiera las dolencias coronarias de José, la E.P.S. requirió a Luis (su hijo de crianza) para que remitiera la documentación que acreditara que José era su padre.

Mediante comunicación del día 4 de abril de 2002, la E.P.S. Salud Total le informó a Luis que procedería a desafiliar a José. En la comunicación expresó que el decreto 806 de 1998 establece que el grupo familiar del afiliado cotizante estará constituido por "a falta de cónyuge o de compañera o compañero permanente y de hijos, los padres del afiliado que no estén pensionados y dependan económicamente de éste" (Art. 34). La E.P.S. señaló igualmente que estaba probado que José no era el padre de Luis, razón por la cual no hacía parte de su núcleo familiar y, por lo mismo, no podía ser beneficiario del afiliado cotizante. Con base en estos criterios, la E.P.S. adoptó la decisión de desafiliar a José.

Por su parte, la Superintendencia Nacional de Salud, ante derecho de petición elevado por Leonor – la mujer de José- , precisó que la Ley 100 de 1993 únicamente autoriza afiliar a los padres del cotizante y que dado que  José no era el padre de Luis éste no lo podía afiliar.

En vista de lo anterior, José interpuso acción de tutela por los anteriores hechos. En su concepto, la E.P.S. demandada violó sus derechos fundamentales a la seguridad social, a la familia y al debido proceso.

En relación con el debido proceso, estima que su afiliación implicaba que existía una situación jurídica consolidada que impedía a la E.P.S. modificar unilateralmente la relación contractual.

La EPS Salud Total informó al a-quo que ante la manifestación hecha por Luis en marzo de 2002 sobre la calidad de padrastro del demandante, la E.P.S. dio aplicación al numeral 7 del artículo 14 del Decreto 1485 de 1994, que expresamente autoriza a las E.P.S. cancelar unilateralmente la afiliación cuando el afiliado solicite u obtenga "la prestación de servicios del Sistema General de Seguridad Social en Salud a personas que legalmente no tengan derecho a ellos".

El juez a quo concedió la tutela. En su concepto, la E.P.S. estaba frente a una situación jurídica consolidada y que si consideraba errada tal situación, debía intentar una acción de lesividad, tal como lo había indicado la Corte Constitucional en sentencia T-618 de 2000.

Inconforme con la decisión del a quo, la EPS impugnó la decisión, el Juez de segunda instancia revocó la decisión del inferior y negó la tutela aduciendo que, tal como lo indicó la Superintendencia Nacional de Salud en la comunicación dirigida a la compañera permanente del demandante, si éste no era padre (biológico o adoptante) del afiliado cotizante, no podía obligarse a la E.P.S demandada a que lo afiliara.

La sentencia del ad – quem  fue seleccionada por la Corte Constitucional para su revisión. Al estudiar el caso, la Corte halló merito suficiente para confirmar la decisión del Juzgado de primera instancia y revocar la providencia dictada por el de segundo nivel, y como consecuencia de ello resolvió amparar los derechos fundamentales a la seguridad social y al debido proceso de José, y le ordenó a la EPS  Salud Total que, en el término de 48 horas, procediera a afiliarlo, con todos los privilegios derivados de la antigüedad, como beneficiario de Luis.

Para sustentar su decisión esa alta Corporación hizo, entre otras consideraciones, las siguientes:

Teniendo en cuenta lo anterior y el análisis realizado por la Corte sobre el concepto de familia en la Constitución colombiana, no existen razones admisibles para acoger una interpretación restrictiva de la expresión "padres" del artículo 163 de la Ley 100 de 1993. Ante la imprecisión que resulta de confrontar tal expresión con la Constitución, ha de optarse por la opción hermenéutica menos restrictiva de los derechos de las personas: la expresión padres incluye a quienes, sin ser padres biológicos, pasan ante la sociedad como padres de una persona. Se trata de un desarrollo del principio de solidaridad, como lo manda el artículo 48 de la Constitución.

“(…)”

La Ley 100 de 1993 prohíbe a las E.P.S. terminar unilateralmente un contrato salvo que se presenten situaciones de abuso o mala fe por parte del usuario (art. 183 de la Ley 100 de 1993). De lo anterior se desprende que si no existe mala fe o abuso, no es posible terminar unilateralmente la relación contractual. La duda se presenta en relación con el caso en el cual no existe certeza sobre el abuso o la mala fe. ¿Puede o no terminarse unilateralmente el contrato?

“…Al momento en que una persona es afiliada, sea como cotizante o como beneficiaria, adquiere un derecho fundamental al respeto por su condición de persona con derecho a acceder a los servicios de salud en las condiciones que se derivan de su modo de vinculación al sistema (POS o POSS). En tal caso, se está frente a una situación jurídicamente consolidada y protegida.

La pérdida del derecho a acceder a los servicios de salud únicamente puede ser el resultado de la certeza en la existencia de abuso o mala fe. Si no existe certeza, debe protegerse la posibilidad de ejercer el derecho hasta que una autoridad judicial determine si se está frente al ejercicio abusivo o no del derecho, por tratarse de un derecho constitucionalmente protegido.

“(…)”

Según se ha concluido, en el concepto de familia de la Constitución, existe la posibilidad de que quien no sea padre biológico sea tenido como padre, para efectos de vincularlo al sistema de seguridad social en salud.

Fuente: Sentencia T-163 de 2003.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

2 Opiniones
  1. MARIAM GARZON dice:

    Bien por el Ministro de Salud por dar la pela con las Multinacionales. Toda la $$$ para la "PAZ"

  2. Jose Villa dice:

    Pienso que en el fondo de estas negativas con el propósito de no prestar los servicios de salud, está la corrupción. Como no hay plata, se niega el servicio. Es que la plata se desapareció.

    En la noche del martes 14 de junio de 2016, en el noticiero CMI pasaron un capítulo, de una serie preparada por el periodista Mauricio Gómez. El capítulo estaba dedicado a la corrupción en el sector salud y el entrevistado era el ministro de salud, doctor Alejandro Gaviria. El entrevistado hizo una relación verbal de las EPS que a El le ha correspondido liquidar, mencionó las quince (15) EPS que están en la cuerda floja (próximas a entrar en liquidación) y terminó diciendo que TODA LA PLATA DE LA SALUD SE LA HABIAN ROBADO y por eso muchas EPS han desaparecido, otras están próximas a desaparecer, que no tienen con qué pagar, por eso la cartera de clínicas, hospitales y de las IPS son de muy difícil recaudo.

    Y para completar, anoche, miércoles 15 de junio de 2016, el capítulo de turno le correspondió a la justicia y en lo referente a los procesos sobre corrupción se dijo que todo el aparato investigativo está coordinado para no funcionar bien, para actuar en forma descoordinada para que no hayan fallos que condenen a los salpicados o actores de corrupción.

    Quiere decir que se robaron TODA LA PLATA DE LA SALUD y NADA PASARA!!!!

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.