¿Puedo arrendar un bien dado en comodato?

En principio partimos de la idea, de que cuando se habla de contrato de comodato este no es más que un préstamo que nos hace una persona de un bien, ya sea mueble o inmueble para que lo usemos por el tiempo determinado en el contrato el cual debemos devolver una vez este termine; son las partes del contrato quienes convienen el uso que le debe ser dado a la cosa, de tal forma que si el comodatario incumple con esta obligación podrá el comodante solicitar la restitución inmediata de esta.

Un ejemplo claro de comodato, es el de las compañías de televisión por cable que entregan los decoficadores y controles remotos  como comodato, una vez termine el contrato de televisión, dichos bienes deben ser restituidos al operador.

Ahora bien ¿Qué pasa si se celebra el contrato de comodato y no se señala el uso que le debe ser dado a la cosa? ¿Puede el comodatario arrendar el bien que le fue prestado en calidad de comodato?

De acuerdo a lo señalado por el código civil en el artículo 2202 a falta de convención en el uso de la cosa dada en comodato, esta debe emplearse en la usanza ordinaria de las de su clase, por ejemplo si se da en comodato una máquina de coser, se entiende que es para coser; pero entonces, ¿puede darse en arriendo un bien dado en comodato?

Pongamos el ejemplo, de que a María su hermana Lucia, le deja su casa en calidad de comodato para que viva allí, ¿María puede arrendar la casa? si Lucia deja claro en el contrato, que este se celebra con la finalidad de que María viva en la casa, este interrogante no genera complicación alguna, ya que María no se encuentra facultada para arrendar la casa, pues si lo hiciera estaría en contravención a lo señalado en el contrato, no estaría usando la casa según lo convenido, lo cual le causaría que Lucía en cualquier momento pudiera exigir la restitución.

Sin embargo en el mismo ejemplo, puede darse el caso que se deje en comodato la cosa pero no se señale el uso ¿podría arrendarse la casa? este tema es un poco discutible, toda vez que de acuerdo con lo señalado por el código civil, la casa debería usarse de acuerdo al uso ordinario que se le da a un bien de ese tipo, el cual sería habitarlo, pero por otro lado, los bienes inmuebles como las casas muchas veces son también para dar en arriendo.

Aquí juega un papel fundamental la voluntad de las partes, en especial la del comodante, si el comodante no prohibió que la cosa pudiera ser arrendada y no se opone a la situación, es totalmente posible que el comodatario arriende la cosa prestada; de lo contrario se considera que le está dando un uso indebido a la cosa.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.