Puerta giratoria

La llamada "puerta giratoria" entre políticos y sector privado es un término que describe el paso de políticos a empresas del sector privado y viceversa. Para el gran público uno de los aspectos más conocidos es el paso de políticos a empresas del sector privado relacionadas con su cargo anterior. Habitualmente se publican en notas de prensa pero no se suelen hacer análisis profundos.

La "puerta giratoria" es el medio que permite a políticos incorporarse a empresas privadas relacionadas con su área de conocimientos. De esta manera los políticos utilizan informaciones privilegiadas o conocimientos adquiridos durante el cargo para desarrollar sus funciones, lo que redunda en ventajas para la empresa a la que prestan sus servicios.

Estos intercambios no están tipificados como corrupción, pero benefician ampliamente a la empresa que tiene un ex político entre sus filas.

Sin embargo, la "puerta giratoria" funciona en los dos sentidos. Después de llevar a cabo brillantes actuaciones en la empresa privada, estas personas son requeridas para formar equipos de gobierno o asesorar a líderes.

Todos estos vaivenes son muy cuestionables éticamente. Tradicionalmente la empresa privada siempre ha estado enfrentada al estado en la medida en que el estado intenta limitar su poder. Por lo tanto, a nadie se le escapa que estas personas utilizan conocimientos o incluso realizan maniobras mientras ocupan puestos públicos para encaminarse hacia ciertos puestos en la empresa privada.

En este escenario es comprensible que el tráfico de influencias o ciertos casos de corrupción sean inevitables. La sociedad actual es consciente de los conflictos éticos y morales que deberían suscitar este tipo de actuaciones, pero es imposible legislar en este apartado debido a la complejidad de las relaciones.

Uno de los ejemplos más conocidos son directivos de Monsanto que trabajaron para la EPA o altos cargos de la administración Clinton que más tarde trabajaron para Monsanto.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.