¿Con la reforma tributaria qué cambia en la sanción de declaración de proveedor ficticio o insolvente?

De aprobarse lo que se propone en el proyecto de reforma tributaria respecto al artículo 671 del estatuto tributario que regula lo relativo a la declaración de proveedor ficticio o insolvente, no es muy relevante, puesto que sólo se agrega una frase a un párrafo del literal b, que a su vez es sustraído del primer inciso,  y se cambia la facultad declaración del administrador de impuestos nacionales respectivo a la Dian de forma genérica.

En primer lugar se sustrae del primer inciso del artículo 671 el texto “A partir de la fecha de su publicación en un diario de amplia circulación nacional”, y en su lugar al literal b del mismo artículo se le agrega a punto seguido el testo “Estas compras o gastos dejarán de ser deducibles desde la fecha de publicación en un diario de amplia circulación nacional de la correspondiente declaratoria.”, que básicamente significan lo mismo, pero cambia el sentido debido a la nueva ubicación dentro del artículo 671 de estatuto tributario, ya  que puesto allí aplicaría solamente con operaciones relacionadas con proveedores insolventes, y lo limitaría a las deducciones en el impuesto a la renta, pues no hace referencia a impuestos descontables, que en todo sí lo contempla en el inciso uno, de suerte que ese texto agregado al literal b es confuso y debería ser precisado.

Como quedó el literal b se puede interpretar que las compras relacionadas con proveedores insolventes no proceden desde el momento en que el insolvente se publique en lista, en tanto que las compras y gastos relativos a proveedores ficticios pueden no proceder incluso antes de la publicación en la respectiva lista, por lo que no se comprende plenamente cuál fue el motivo para proponer ese cambio.

El otro cambio menos relevante es el que dice “…a quienes el administrador de impuestos nacionales respectivo, hubiere declarado como:”, que con en el proyecto quedaría “…a quienes la DIAN hubiere declarado como:”, es decir que la designación de proveedor ficticio o insolvente no corresponde al administrador de impuestos nacionales respectivo (persona natural), sino a la Dian como ente jurídico, por lo que cualquier funcionario diferente al administrador de impuestos puede hacer esa designación, un cambio apenas obvio y sin efectos relevantes para el contribuyente.

Así quedaría el artículo 671 del estatuto tributario según la modificación propuesta por el artículo 255 del proyecto de reforma tributaria:

SANCIÓN DE DECLARACIÓN DE PROVEEDOR FICTICIO O INSOLVENTE. No serán deducibles en el impuesto sobre la renta, ni darán derecho a impuestos descontables en el impuesto sobre las ventas, las compras o gastos efectuados a quienes la DIAN hubiere declarado como:

a) Proveedores ficticios, en el caso de aquellas personas o entidades que facturen ventas o prestación de servicios simulados o inexistentes. Esta calificación se levantará pasados cinco (5) años de haber sido efectuada.

b) Insolventes, en el caso de aquellas personas o entidades a quienes no se haya podido cobrar las deudas tributarias, en razón a que traspasaron sus bienes a terceras personas, con el fin de eludir el cobro de la Administración. La Administración deberá levantar la calificación de insolvente, cuando la persona o entidad pague o acuerde el pago de las sumas adeudadas. Estas compras o gastos dejarán de ser deducibles desde la fecha de publicación en un diario de amplia circulación nacional de la correspondiente declaratoria.

La sanción a que se refiere el presente artículo, deberá imponerse mediante resolución, previo traslado de cargos por el término de un mes para responder.

La publicación antes mencionada, se hará una vez se agote la vía gubernativa.

¿Cómo interpreta usted ese pequeño cambio que se hace en el inciso primero en concordancia con el que se hace al literal b del artículo 671?

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.