Inicio » . » (19 / 12 / 2010 )

¿Qué dice la corte suprema de justicia sobre la remuneración del trabajo dominical?

En razón a la polémica desatada entre varios de nuestros usuarios frente a nuestra opinión respecto a la remuneración del trabajo dominical, nos hemos tomado el trabajo de buscar una sentencia de la sala de casación laboral de la corte suprema de justicia, en la que trata de manera muy detallada cómo se debe remunerar el trabajo dominical en el sector privado, ya sea habitual u ocasional.

Se trata de la sentencia del 11 de diciembre de 1.997 expediente 10.079. Como es de suponer, esta sentencia tiene una fecha anterior a la reforma laboral introducida por la ley 789 de 2002 en la que se cambia el porcentaje de remuneración de los domingos y festivos, disminuyendo el recargo del 100% al 75% [Artículo 179 del código sustantivo del trabajo]. Es el único cambio a considerar en la interpretación de la sentencia, lo demás sigue igual hasta la fecha, por tanto la sentencia es completamente válida para nuestro propósito de aclarar dudas.

Bien, dice la corte suprema de justicia sobre la remuneración del trabajo dominical:

“En el sistema legal de descansos para el trabajador, el dominical ocupa de vieja data un puesto destacado, con fundamentos de diferente índole, ya fisiológicos (porque el organismo requiere de descanso) ora religiosos (dentro de la concepción cristiana). Habida cuenta de la trascendencia  del tema, inicialmente se expidieron las leyes 57 de 1.926, 72 de 1.931 y el decreto 1278 de 1.931, que consagraron la obligación del descanso de un día después de seis de trabajo, para todo empleado u obrero, se tomaron en cuenta las situaciones excepcionales y se reguló la retribución al trabajo en día de descanso con criterio de “indemnización en dinero”. Más tarde, la Ley 23 de 1.967 ratificó el Convenio 106 de 1.957 de la Organización Internacional del Trabajo.

Los artículos 172 a 185 del Código Sustantivo del Trabajo regularon la materia. Estos textos básicos han sufrido dos reformas a través de los artículos 12 y 13 del Decreto 2351 de 1.965 y 29 a 31 de la ley 50 de 1.990.

La normatividad en cita otorga diferente tratamiento remunerativo al trabajo en los días de descanso dominical y festivo, según se trate de situaciones habituales o “excepcionales”. En efecto, con arreglo al artículo 12 del Decreto 2351 de 1.965, el trabajo excepcional en domingo debe remunerarse con un recargo del ciento por ciento (100%)  sobre el salario ordinario en proporción a las horas laboradas, sin perjuicio del salario ordinario a que tenga derecho el trabajador por haber laborado la semana completa.

Significa lo anterior, con base en esa preceptiva, en armonía con el artículo  180 del C.S.T., que si un trabajador particular, con modalidad de sueldo mensual, opta por el pago del recargo en dinero por haber trabajado toda la jornada laboral esporádicamente un domingo, tiene derecho al pago doble de ese día en relación con su salario ordinario, sin perjuicio de la remuneración del descanso, la cual se entiende incluida en su respectivo sueldo mensual. Así por ejemplo, un trabajador que elija el pago del recargo en dinero y tenga un sueldo mensual de $300.000.oo (si trabaja un domingo el mismo número de horas de la jornada ordinaria diaria de los otros días de la semana) tiene derecho a $20.000.oo por el trabajo en ese domingo, sin perjuicio de los $10.000.oo del descanso remunerado por haber laborado la semana, los que no deben pagarse adicionalmente porque están incluidos en el sueldo.

En cambio, de conformidad con el artículo 13 ibidem, un trabajador particular que labore habitualmente en día domingo tiene derecho tanto a un descanso compensatorio remunerado como  al recargo en dinero atrás mencionado.

La razón de ser de dicha distinción normativa radica en la necesidad de garantizar el derecho fundamental al descanso a quienes laboren con regularidad (que no significa continuidad), en días que para la generalidad de los trabajadores son de descanso obligatorio, pues de no brindar el legislador ese amparo específico, se permitiría la explotación de esos trabajadores, riesgo que no se corre respecto de quienes cumplen esa tarea en domingo de manera excepcional y dentro de las restricciones legales.

Todo lo expuesto, sin perjuicio de lo previsto en los artículos 182 declarado parcialmente inconstitucional) y 184 del C.S.T.  y 28 de la Ley 50 de 1990  que regulan situaciones especiales. De otra parte, los artículos 29 a 31 de la misma ley al modificar  los artículos 179 a 181 del código, eliminaron el beneficio del recargo en dinero por trabajo en domingo para los trabajadores particulares que hayan acordado con sus empleadores laborar en turnos de trabajo sucesivos hasta de seis horas al día y  36 a la semana en los términos del literal c) del artículo 20 de esa ley, pues en tales casos, el único derecho que les asiste por trabajo excepcional o habitual en domingo, es el descanso compensatorio remunerado”.

Sentencias sobre la remuneración del trabajo dominical hay muchas; el buscador del sitio Web de la corte suprema de justicia reporta más de 300, pero hemos seleccionado esta por tener un nivel de detalle que consideramos suficiente para dejar en claro el tratamiento de la remuneración del trabajo dominical.

No sobra anotar que esta línea jurisprudencial se mantiene en todas las sentencias proferidas por la corte suprema de justicia, que es la máxima instancia en estos temas; es quien tiene la última palabra.

Temas relacionados

Siéntase libre de opinar


45 Opiniones
  1. Santiago dice:

    ¿Qué otra sentencia se refiere a ese tema? que sea reciente. Gracias.

  2. jose martinez dice:

    Que los descansos por dias de fiestas, el trabajador puede exigir al empleador que se lo renumere en efectivo ya que se perjudicaria si lo tomara en tiempo por ser muchos años los que se le esta violando este derecho?
    Que hasta cuantos años se puede reclamar el pago de estos descansos por parte del empleado, ya que el empleador lleva muchos años sin reconocer este derecho, violando el derecho a la igualdad ya que otros personas de la misma empresa gozan de este beneficio actuando de mala fe el jefe directo ?

  3. andres felipe dice:

    buenas yo trabajo en jornada rotativa de 8 horas diarias de lunes a sabado, las jornadas van de 6am a 2pm, de 2pm a 10pm y de 10pm a 6am del dia siguiente, las jornadas se rotan cada semana, pero cuando estoy en el turno de la noche mi jornada empieza el domingo a las 10pm y termnina hasta el siguiente domingo a las 6am, no se me reconoce dominicales y festivos, solo se me paga el recargo nocturno, ya que mi empleador dice que en el cst esta que el festivo laboral solo va desde las 6am a 10pm por lo cual sin importar la fecha para el trabajador que esta de noche no existe festivo alguno, en el caso del domingo se me da un dia de descanso que es el que determina mi empleador segun lo crea conveniente y pues toca acatar el dia que el diga, yo quiero saber si es posible, si el festivo existe cuando se labaora de noche, tambien ya que cumplo con una jornada de 8 horas diarias y 48 semanales menos cuando estoy de noche que laboro 56 horas solo es necesario el dia de descanso renumerado o tambien se me debe pagar mi dia dominical, gracias a cualquier respuesta que me pueda aclarar.

  4. yolanda garzon dice:

    buenas noche quisiera saber si el el caso del trabajo asistencial de enfermeria en el cual el trabajo es continuo, yo trabajaba 6 horas 42 a la semana y ahora trabajare 48 a la semana 192 al mes incluyendo domingos y festivos tengo derecho a que me sean reconocidos los recargos festivos y dominicales ,, tiene alguna modificacion por ser asistencial

  5. Edgar Agudelo dice:

    Buenas tardes,
    Si una compañia contrata una persona X y le dice que empieza a trabajar el dia miercoles, a esta persona se le debe de pagar el dominical??

    Muchas Gracias,

    • Alonso Riobò Rubio dice:

      Sì se le debe pagar el dominical por cuanto el pago no procede solamente cuando el trabajador no labora la semana completa sin justa causa, y en este caso mal puede decirse que lo hizo violando la jornada de trabajo.

      Cordial saludo.

  6. Clara Inés dice:

    Hola quisiera saber cuáles son los criterios para determinar cuándo nos encontramos ante un empleado público y/o trabajador oficial? y cuáles son las causales de suspensión de un contrato de trabajo de un trabajador oficial y en que norma se encuentran consagradas?

    Muchas gracias.

    • Roberto Carlos Ayerbe dice:

      Cordial saludo Clara, a contiunuacion transcribo un aparte muy interesante que seguramente te aclarará tu inquietud. Reitero, no es un comentario de mi autoría pero es aplicable al caso que nos ocupa así:

      " la ley 6 de 1.945 y en su decreto reglamentario 2127 de ese mismo año en su artículo 4 determinó lo siguiente “… las relaciones entre los empleados públicos y la administración nacional, departamental, o municipal no constituyen contratos de trabajo y se rigen por las leyes especiales. A menos que se trate de la construcción o sostenimiento de las obras públicas, o empresas industriales, agrícolas o ganaderas que se exploten con fines de lucro, o de instituciones idénticas de los particulares o susceptibles de ser fundadas y manejadas por estos en la misma forma”.
      El Código Laboral en sus artículos 3 y 491 establece que sus disposiciones son aplicables a las relaciones de derecho individual de carácter particular, y a las de derecho colectivo tanto oficiales como particulares; el artículo 4 del mismo Código manifiesta que las relaciones de derecho individual de trabajo entre la administración y sus trabajadores se rigen “ por los estatutos especiales que posteriormente se dicten”.
      Por esta razón los trabajadores particulares quedaron sometidos tanto sus relaciones de trabajo individuales como colectivas al código sustantivo del trabajo; por el lado de los empleados de la administración, la regla general era que estaban sometidos a una situación de derecho público, según los estatutos que para ellos existieran o se dictaran posteriormente; y mirando la parte de los empleados del Estado que trabajaban en obras públicas o empresas estatales similares a las de los particulares quedaron regulados en sus relaciones colectivas por el Código Laboral, pero en sus relaciones de derecho laboral individual quedaron regidos por la ley 6 de 1.945, el decreto 2127 del mismo año y las demás normas reglamentarias de esa ley, pero puede decirse que estas normas son en un ochenta o noventa por ciento las mismas del código, por lo que puede comentarse que el régimen de estos trabajadores es el mismo de los empleados particulares.
      Las personas que prestan servicio al Estado reciben el nombre genérico de empleados oficiales, estos se dividen en dos categorías denominados empleados públicos y trabajadores oficiales de acuerdo con la relación jurídica que los vincula con la administración.
      Se denominan empleados públicos los funcionarios que se vinculan a la administración mediante una relación legal y reglamentaria, y trabajadores oficiales quienes lo hacen mediante una relación de carácter contractual, como lo hacen los trabajadores del sector privado.
      En cuanto a los empleados de la administración distintos a aquellos que trabajan en obras públicas y en empresas estatales similares a las de los particulares, para ellos se han expedido estatutos especiales, los cuales se fundamentan modernamente en la llamada “CARRERA ADMINISTRATIVA”, que según la define el artículo 180 del decreto 1950 de 1.973 “ es un sistema de administración de personal que tiene por objeto mejorar la eficiencia de la administración y ofrecer a todos los colombianos igualdad de oportunidades para el acceso al servicio público, la estabilidad de sus empleados y la posibilidad de ascender…”, entonces se puede decir que la carrera administrativa se traduce en el estatuto que reglamenta los derechos y deberes de los funcionarios.
      Posteriormente con el plebiscito del 1 de diciembre de 1.957, se consagraron con categoría constitucional los principios básicos de la carrera administrativa, como los referentes a que todo nombramiento y remoción de los empleados debe hacerse de acuerdo con la ley, que los ascensos deben fundamentarse en el mérito y la antigüedad, que es prohibido a los funcionarios participar en política y que la filiación política de las personas no debe ser factor determinante del nombramiento, destitución o promoción." Este comentario está en Gerencie.com etiqueta Otros - Servidor Público. Como es obvio si te ineteresa saber cuales son las causales de suspensión del trabajo en el evento de tratarse de un trbajador oficial, debemos acudir a la norma pertinente para el caso, que en principio sería el Código Sustantivo del Trabajo.

      Atentamente,

      Dr. ROBERTO AYERBE

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.