Qué es y cómo se calcula el punto de equilibrio

El punto de equilibrio es una herramienta clave de análisis financiero  utilizada por los empresarios para saber en qué momento la empresa ni gana ni pierde dinero (su beneficio es cero). Es decir, conocer el punto de equilibrio le ayudará a saber cuánto tiene que vender para no perder dinero y a partir de qué número de unidades vendidas su empresa empieza a ganar dinero.

Para calcular el punto de equilibrio usted necesita conocer los costes fijos de su empresa, los costes variables por unidad de producto/servicio y el precio de venta del producto/servicio.

La diferencia entre el precio de venta de cada producto o servicio y su coste variable es el margen que usted obtiene. Dividiendo los costes fijos entre el margen por producto o servicio, usted obtendrá el de productos que necesitará vender  para  cubrir todos sus costes fijos. En este momento, estará usted encontrando su punto de equilibrio.

Ejemplo de cálculo del punto de equilibrio

Pondremos un ejemplo muy básico y sencillo para explicar cómo se calcula el punto de equilibrio.

Supongamos que usted dirige una empresa que se dedica a la fabricación de bufandas, con unos costes fijos de 100.000 euros. El coste variable de las bufandas que usted fabrica es de 20 dólares y su precio de venta es de 30 dólares.

Teniendo estos datos en cuenta, podemos calcular el margen de cada bufanda. Si restamos del precio de venta (30 dólares) el coste variable de su fabricación (20 dólares), encontramos que el margen de la venta de cada bufanda es de 10 dólares.

Para calcular el punto de equilibrio dividiremos los costes fijos de la empresa (100.000 dólares) entre el margen de venta de cada producto (10 dólares). El resultado que obtenemos es que necesitará usted vender 10.000 bufandas para llegar a su punto de equilibrio. Es decir, usted no empezará a ganar dinero hasta que venda la unidad 10.0001. Y si vende menos, su empresa dará pérdidas.

El punto de equilibrio también se puede determinar en función del margen porcentual, es decir, teniendo en cuenta el porcentaje de margen comercial obtenido con cada venta.

El margen porcentual se calcula dividiendo la diferencia entre el precio de venta y los costes variables entre el precio de venta.  Es decir, siguiendo el ejemplo anterior, habría que restar 30 (precio de venta) menos 20 (costes variables) y el resultado (10), dividirlo entre el precio de venta (30). El resultado sería 0,333. (Esto, multiplicado por 100, nos da un margen del 33,3% sobre ventas).

Con este dato, para calcular el punto de equilibrio dividiremos los costes fijos totales (100.000) entre el margen (0,333). El resultado es que sería necesario vender 300.000 dólares para llegar al punto de equilibrio.

Esta forma de calcular el punto de equilibrio es muy adecuado cuando se ofrecen productos de diferente precio final pero a los que se le aplica el mismo margen sobre ventas.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

2 Opiniones
  1. Luis Arturo Herrera dice:

    Y, si que me ha servido el artículo. Ahora mismo estoy recibiendo una capacitación de Gerencia para mi negocio, y esto ha contri contribuido a reforzar lo ya vi. Gracias, seguiré atento todos los artículos.

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.