¿Qué pasa con la obligación de saneamiento si el vendedor de la cosa muere?

El saneamiento es una de las obligaciones principales del  vendedor, dado que no se puede someter al comprador a que asuma los vicios ocultos de la cosa o a que se vea perturbado en la posesión de la misma por causas anteriores a la venta,  de dichas causas es posible incluso que el vendedor tuviera conocimiento, por tal motivo cuando se haya eximido en el contrato al vendedor de dicha responsabilidad, dicha estipulación podrá ser invalida cuando haya habido mala fe por parte de este, de conformidad con lo señalado en el artículo 1898 del código civil, el cual establece lo siguiente:

“Es nulo todo pacto en que se exima al vendedor del saneamiento de evicción, siempre que en ese pacto haya habido mala fe de parte suya”.

Después de efectuarse la venta, el comprador puede verse afectado en la posesión por terceros o puede descubrir vicios ocultos de los cuales no tenía conocimiento al momento de la venta, en ambos casos el comprador tiene derecho a solicitar el saneamiento por parte del vendedor el cual se verá en la obligación de sanear; si el vendedor fallece el comprador puede exigir la obligación de saneamiento a los herederos de este.

La acción de saneamiento puede ser dirigida contra cualquiera de los herederos del vendedor, toda vez que esta tiene el carácter de indivisible, sin embargo si en razón a la obligación de saneamiento, además de la obligación de amparar haya que indemnizar, si hay lugar a división en cuanto a que cada heredero solo responde a prorrata de su cuota hereditaria.

Por ejemplo, Pedro compro una casa a Juan y se vio perturbado en la posesión del bien, ya que un tercero alegando haber ejercido posesión sobre el bien inmueble inicia un proceso de pertenencia, Pedro debe citar al proceso de pertenencia que se adelanta en su contra a Juan para que este comparezca en virtud de la obligación de saneamiento a ejercer la defensa que corresponda,  si Juan ha fallecido Pedro deber citar al proceso a los herederos o a cualquiera de ellos.

Siguiendo con el ejemplo si la cosa resulta evicta y hay lugar a indemnización a  favor de Pedro, cada uno de los herederos responderá al respecto en proporción a su cuota en la herencia; es de vital importancia citar ya sea al vendedor o las herederos según el caso, cuando se inicia un proceso en contra del comprador respecto a la cosa vendida si dicho proceso obedece a causa anterior a la venta, toda vez que si dicha denuncia del pleito no se efectúa y la cosa resultare evicta no será obligado el vendedor a la obligación de saneamiento.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.