¿Qué se debe probar cuando interpone una acción pauliana?

La acción pauliana no es más que la oportunidad que tiene un acreedor para que  judicialmente se ordene la rescisión de los actos o contratos que en perjuicio de él celebró el deudor, el código civil en su artículo 2491 describe lo que se puede lograr a través de esta acción; ahora, esta acción tiene una característica fundamental en cuanto al tema probatorio se refiere, le corresponde al acreedor demandante demostrar:

  • Debe demostrar que el deudor ha efectuado ciertos actos o contratos causándole perjuicios con dicha situación, actos tales como despojarse de sus bienes.
  • Es menester demostrar en la acción pauliana la mala fe del deudor.
  • También se debe probar la mala fe del adquirente, cuando se trate de contratos onerosos, hipotecas, prendas y anticresis; existe mala fe del adquirente cuando este tenga conocimiento de la situación del deudor.

Esta acción en todo caso permite la rescisión de cualquier acto o contrato, que el deudor hay efectuado en fraude de su acreedor; lo importante es demostrar la mala fe del deudor y el perjuicio causado al acreedor o acreedores.

Caracteriza a la acción pauliana el hecho de que,  para que proceda es necesario que el deudor se encuentre insolvente, ya que de lo contrario, si este posee otros bienes, al acreedor le corresponde perseguir estos, pues no cabría rescindir negocios realizados por el deudor a través de la acción pauliana, cuando tal circunstancia no cause ningún perjuicio al acreedor.

Por otro lado para que se configure la facultad de iniciar la acción pauliana, el deudor debe haber enajenado, comprometido o haberse despojado de los bienes que se pretenden conservar en cabeza de este,  para que el acreedor pueda por medio de estos cobrarse la deuda;  incluso, cuando el deudor haya perdonado una deuda a su favor (remisión),  dicho acto en virtud de la acción pauliana también podrá ser rescindido.

La acción pauliana se encuentra denominada en nuestro código civil como acción de rescisión; esta acción es muy garantista para el acreedor pues busca evitar que las obligaciones contraídas sean burladas, con el simple hecho de despojarse de los bienes o activos que se posean.

En conclusión hay que señalar que la acción pauliana persigue como fin, que los activos que hayan salido del patrimonio del deudor en fraude de sus acreedores vuelvan a este,  con el objetivo de que dichos activos respondan por la obligación u obligaciones que tenga con sus acreedores.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.