¿Qué sucede si un proveedor no le expide factura alegando que no está obligado a ello?

Se dan casos en que al comprar un producto el proveedor no expide factura, y al exigírsela como lo obliga el artículo 618 del estatuto tributario, este afirma no estar obligado a facturar. ¿Qué consecuencias acarrea el hecho que el proveedor esté mintiendo?

Recordemos que el soporte ideal por excelencia para probar costos y deducciones es la factura, por lo que resulta imperativo exigirla siempre que se adquiera un bien o un servicio, pero al contribuyente le resulta imposible verificar si el proveedor está o no obligado a facturar, especialmente cuando se trata de una persona natural.

La mejor forma de verificar si el proveedor está o no obligado a expedir factura es solicitarle una copia del Rut, pero ni ello garantiza que lo consignado en el Rut sea cierto, ya que este puede estar desactualizado, por lo que en algunos casos resulta sencillamente imposible determinar con exactitud si nuestro proveedor está o no obligado a facturar, y lo complicado del asunto, es que luego la Dian no le creerá al contribuyente cuando intente justificar la razón por la que no presenta la factura.

Para ilustrar los riesgos que esto conlleva, transcribimos un extracto de la sentencia 16446 del 4 de febrero de 2010 con ponencia del magistrado William Giraldo:

El apelante alega que los beneficiarios de los pagos no están obligados a facturar, pero no precisa las razones jurídicas por las cuales están exceptuados de tal obligación, ni los fundamentos de hecho que acrediten que están en las condiciones exigidas en la ley para no expedir factura o documento equivalente. En esas condiciones, no es posible revocar la sentencia de primera instancia y en consecuencia este cargo no prospera.

En este contexto, se puede interpretar que el contribuyente está en la obligación de verificar que el proveedor no está obligado a facturar, pues de lo contrario los pagos que le realice no le serán reconocidos fiscalmente, no obstante, es razonable considerar que si el contribuyente adjunta copia del Rut entregado por el proveedor en el que no figura su obligación de expedir factura, esta sea un fundamento suficiente para que se le reconozca dicho pago, siempre que adjunte documento equivalente y demás elementos que lleven al convencimiento de la existencia real del costo o gasto, puesto que allí no se evidencia mala fe del contribuyente, ni se le puede exigir que realice un proceso de fiscalización que ni la Dian está en condiciones de realizar en la mayoría de los casos, además que el contribuyente no tiene facultades para escudriñar a fondo las obligaciones de sus proveedores, ya que lo máximo que puede exigir de acuerdo a la ley, es precisamente una copia del Rut, y no es responsabilidad del contribuyente determinar si ese documento se encuentra actualizado.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.