¿Quién debe asumir las obras de conservación de la cosa en el usufructo?

El derecho real de usufructo conlleva  la coexistencia de dos derechos sobre la cosa, por un lado el derecho del  nudo propietario respecto a la propiedad y por otro el del usufructuario el cual tiene el derecho de gozar la cosa, limitando con dicho goce el derecho de propiedad; el hecho de que el usufructuario tenga la facultad de gozar de la cosa le genera la responsabilidad de conservarla si no es fungible y restituirla una vez termine el usufructo.

La obligación principal del usufructuario de conservar la forma de la cosa presupone, que las obras que sean necesarias para la conservación de esta las debe asumir él y no el nudo propietario, lo cual es apenas lógico ya que quien está disfrutando del bien es el usufructuario; además los gravámenes que se hayan constituido con anterioridad a la constitución del usufructo y que se generen  durante este deben ser asumidos por el usufructuario.

Es importante que el usufructuario responda por las cargas periódicas con que la cosa haya sido gravada con anterioridad a la constitución del derecho real, ya que en caso  de que esta sea enajenada o embargada en razón a dichas cargas, corresponderá al usufructuario indemnizar al propietario de la cosa, de conformidad con lo señalado en el artículo 855 del código civil.

Por otro lado los impuestos que graven la cosa durante el usufructo también deben ser asumidos por el usufructuario; ahora pese a la obligación principal del usufructuario de conservar la cosa, cuando la conservación implique obras o refacciones mayores ¿Quién debe asumir este tipo de obras? Las obras o refacciones mayores que deban realizarse para conservar la cosa dada en usufructo le asisten al nudo propietario, el código civil en su artículo 857 define las obras o refacciones mayores de la siguiente manera:

“Se entiende por obras o refacciones mayores las que ocurren por una vez a largos intervalos de tiempo y que conciernen a la conservación y permanente utilidad de la cosa fructuaria”.

Si una vez enterado el nudo propietario de la necesidad de ejecutar obras que garanticen la utilidad de la cosa, hace caso omiso o se demora en ejecutarlas, podrá el usufructuario con la finalidad de que no se destruya la cosa fructuaria y por ende conservar su derecho de usufructo realizarlas.

En caso de que el usufructuario realice las obras o refacciones mayores para la conservación de la cosa, tendrá derecho a que el nudo propietario le reembolse lo gastado en razón a ellas.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

Una opinión
  1. Oscar Dario Ruiz R. dice:

    Muy interesante tribuna para aprender.

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.