¿A quiénes se pueden denominar proponentes, adjudicatarios y contratistas en los procesos de contratación estatal?

En observaciones presentadas a diversos procesos de selección, se ha percibido como algunos participantes confunden los términos “Proponente”, “Adjudicatario” y “Contratista”. Bajo la lógica que una persona para desempeñarse y desenvolverse correctamente en un sector, como lo es la contratación pública, debe manejar conceptos básicos y conocer definiciones claras, se esbozarán definiciones y diferencias que ayudarán a los empresarios a identificar su correcta utilización.

1. PROPONENTE: puede considerarse a toda aquella persona dentro de sus áreas de negocio, tiene como propósito participar en los procesos de selección pública presentando propuestas económicas y técnicas. Éste puede ser una persona natural o jurídica, cuya procedencia sea nacional o extranjera.
Anteriormente, los proponentes se clasificaban en proveedores, constructores y consultores, situación que ya no es usada, puesto que todos son denominados proveedores.Con el propósito de dar una clasificación aproximada según la participación en los procesos de selección, se podrían establecer dos estados para los proponentes, así:

a) Proponente Activo: aquel que presentó su propuesta económica y técnica en un determinado proceso de selección. Este rol de proponente se mantiene hasta el momento de adjudicarse el contrato.

b) Proponente Pasivo: aquel que participa en procesos de selección, pero que no presentó propuesta económica y técnica en un determinado proceso de selección, sin embargo, mantiene su interés y facultades para intervenir en el mismo si lo considera necesario.

A modo de ilustración se plantea el siguiente ejemplo:

En el proceso de selección para la adquisición de muebles de oficina, se presentan las empresas A y B. Estas empresas adquieren el rol de proponente activo.

Por su parte, la empresa C (fabricante de muebles) no presentó propuesta dentro del mismo proceso de selección, sería un proponente pasivo. Este proponente puede presentar observaciones tanto al proceso en general, las evaluaciones de las propuestas como a las empresas participantes, específicamente sobre las condiciones acreditadas.

2. ADJUDICATARIO: es aquella persona que luego de efectuadas las evaluaciones (jurídica, técnica, financiera, económica y de experiencia), cumple con los requisitos exigidos por la entidad estatal quedando habilitado, siendo la oferta más favorable y ubicándose en el primer puesto del orden de elegibilidad.Para adquirir este rol de adjudicatario, la entidad estatal deberá proferir un acto administrativo, el cual es

conocido como Resolución de adjudicación, documento que compila todas las actuaciones surtidas en las diversas etapas del proceso de selección. En los procesos de mínima cuantía, esta diligencia y la expedición de la resolución no se efectúan.

3. CONTRATISTA: es aquella persona que luego de ser adjudicatario está en la obligación de suscribir el contrato con la entidad estatal; se adquiere el rol de contratista, al momento de efectuarse la firma de la minuta contractual por las partes (contratante y contratista).

Aunque estas definiciones no se encuentran contempladas en el marco legal vigente, se hace relación a estos términos, los cuales se diferencian según la etapa del proceso y características generales antes enunciadas.

Así mismo, según el rol que se asuma, tendrán unas connotaciones, obligaciones y derechos diferentes, por lo que es importante, iniciar la identificación y correcto uso en el ámbito contractual.

Finalmente, es importante mencionar que por ser un tema de tan amplios márgenes, se esbozo superficialmente su definición y diferencias, con el propósito de generar una ayuda a los empresarios, quienes participan en los diversos procesos de selección.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.