Ratio de sharpe

La selección  o evaluación de   una inversión financiera debe de realizarse desde una perspectiva que contemple el beneficio o rentabilidad obtenida con relación al riesgo asumido. Resulta evidente que todo beneficio exige asumir un riesgo y que a igualdad de beneficio es preferible una inversión que comporte menor riesgo.

Este tipo de medidas se suelen realizar por comparación entre  fondos de inversión del mismo tipo, distintas carteras de acciones, etc. El ratio de Sharpe, propuesto por William F. Sharpe, se encuentra entre los métodos más  utilizados para la  selección de  activos de inversión y sirve también para evaluar la calidad de la gestión de un activo.

Para cada activo objeto de análisis, el ratio de Sharpe cuantifica su rentabilidad adicional sobre un activo de referencia por unidad de riesgo soportado, expresado este  como la desviación estándar de su rentabilidad adicional. Como activo de referencia se toma un activo sin riesgo, generalmente la renta fija de corto plazo (letras del tesoro). Por tanto, es un ratio  que mide rentabilidad frente a riesgo.

Si el  ratio de Sharp es negativo quiere decir  que  se obtendría una rentabilidad inferior a la de un activo sin  riesgo, lo cual no sería lógico. Si el ratio de Sharp es menor que uno, indica que la rentabilidad que se espera es menor que el riesgo que se asume.

Desde el punto de vista del inversor, un mayor índice de Sharp indica mayor rentabilidad comparada con el riesgo asumido. Este es un criterio de selección mucho mejor que el que se basa solo en la rentabilidad sin otro tipo de consideraciones. Así, si un fondo tiene una alta rentabilidad, pero acompañada  de una fuerte volatilidad, la desviación estándar de la rentabilidad será también alta y el ratio de Sharp será bajo y, en todo caso, menor al de  otro fondo  similar que presente una rentabilidad similar con menos volatilidad o riesgo.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.