Recargo nocturno y diurno en días festivos

Para abordar lo relacionado con el recargo nocturno y diurno  en días festivos, a continuación transcribimos un concepto jurídico emitido por el ministerio de la protección social que aborda en detalle este tema de constante consulta:

Bogotá, D.C., 05 de septiembre de 2005 Concepto: 4634

Doctor
CARLOS EDUARDO SIERRA REINA
Jefe División Administrativa
Empresa de Servicios Públicos de Fusagasuga
EMSERFUSA E.S.P.
Fusagasuga, Cundinamarca

Ref. Rdo. No.101541 - Días festivos

Damos respuesta a su solicitud de concepto radicada con el número de la referencia, sobre la forma de liquidar el recargo diurno y nocturno en días festivos, ejemplo de ello, en los siguientes términos:
El parágrafo 2° del artículo 179 del Código Sustantivo del Trabajo, modificado por el artículo 26 de la Ley 789 de 2002, dispone:
“Se entiende que el trabajo dominical es ocasional cuando el trabajador labora hasta dos domingos durante el mes calendario. Se entiende que el trabajo dominical es habitual cuando el trabajador labore tres o más domingos durante el mes calendario”.
La norma nos indica que es trabajo dominical habitual, cuando el trabajador labora tres o más domingos durante el mes calendario.

A su vez el artículo 181 del citado código, subrogado por el artículo 31 de la Ley 50 de 1990, señala:
“El trabajador que labore habitualmente en día de descanso obligatorio tiene derecho a un descanso compensatorio remunerado, sin perjuicio de la retribución en dinero prevista en el artículo 180 del Código Sustantivo del Trabajo.
De acuerdo a las disposiciones transcritas el trabajador que labore tres o más domingos en el mes calendario, tiene derecho al pago del recargo del 75% y a un día de descanso compensatorio remunerado.
Por otra parte respecto a sus preguntas de como se debe efectuar la liquidación de los recargos diurnos y nocturnos en domingos y festivos y un ejemplo de ello, le comunicamos que el artículo 160 del Código Sustantivo del Trabajo, modificado por el artículo 25 de la Ley 789 de 2002, señala:
“1. Trabajo ordinario es el que se realiza entre las seis horas (6:00) y las veintidós horas (10:00 p.m.).
2. Trabajo nocturno es el comprendido entre las veintidós horas (10: 00 p.m.) y las seis horas (6: 00 a.m.).
Por otra parte el artículo 168 ibídem, subrogado por el artículo 24 de la Ley 50 de 1990, dispone:
“1 .El trabajo nocturno, por el solo hecho de ser nocturno se remunera con un recargo de treinta y cinco por ciento (35%) sobre el valor del trabajo diurno, con excepción del caso de la jornada de treinta y seis (36) horas semanales previstas en el artículo 20 literal c) de esta ley.
2. El trabajo extra diurno se remunera con un recargo del veinticinco por ciento
(25%) sobre el valor del trabajo ordinario diurno.
3. El trabajo extra nocturno se remunera con un recargo del setenta y cinco por
ciento (75%) sobre el valor del trabajo ordinario diurno.
(…)”
Así mismo el artículo 179 del citado código, modificado por el artículo 26 de la Ley 789 de 2002, prescribe:
“1. El trabajo en domingo y festivos se remunera con un recargo del setenta y cinco por ciento (75%) sobre el salario ordinario en proporción a las horas laboradas. (…)”
Sobre la liquidación de recargo por horas extras y trabajo nocturno en días dominicales y festivos, el Código Sustantivo del Trabajo en los transcritos articules 161, 168 y 179, precisa que el servicio contratado debe prestarse dentro de una jornada laboral ordinaria o convenida que por ley tiene un máximo de 8 horas diarias, la cual puede ser distribuida dentro de las 24 horas del día, de tal manera que la actividad que se cumpla en tiempo adicional o suplementario se retribuye con recargo, así como el trabajo que se realiza en jornada nocturna, pues las labores cumplidas en la noche deben tener una mayor remuneración.

No obstante lo anterior, la ley no mencionó en la reglamentación del trabajo en días domingos y festivos, que pasaba con el trabajo suplementario y e trabajo nocturno en esos mismos días, lo cual no significa que excluyera o hubiera eliminado los recargos correspondientes. Por el contrario, dentro del régimen de jornada laboral deben incluirse las labores desarrolladas en días de descanso obligatorio. Es decir, si el trabajador labora en días domingos y festivos, es indiscutible que la labor ha de sujetarse a la jornada ordinaria o la máxima legal y así mismo deberá tenerse en cuenta si se cumple en horario diurno o nocturno, y s

MÁS SOBRE >

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

Comentarios cerrados temporalmente