Regimen laboral en las cooperativas

MINISTERIO DE LA PROTECCIÓN SOCIAL

Bogotá D.C., 23 de Agosto de 2005

Concepto: 3726

Ref. Rdo. No. 63037. Cooperativas de trabajo asociado y despido en estado de embarazo.

Cordialmente me permitimos dar respuesta a la comunicación de la referencia, mediante la cual solicita concepto sobre si puede ser despedida en estado de embarazo, siendo miembro de una cooperativa de trabajo asociado, en los siguientes términos;

Las Cooperativas de Trabajo Asociado se encuentran reguladas por la Ley 79 de 1985, que en su artículo 70 las define y les otorga una naturaleza jurídica especial e independiente de otro tipo de instituciones, en los siguientes términos:

“Las Cooperativas de Trabajo asociado son aquellas que vinculan el trabajo personal de sus asociados para la producción de bienes, ejecución de obras o la prestación de servicios”.

En efecto, el artículo 59 de la citada ley establece:

“En las cooperativas de trabajo asociado en que los aportantes de capital son al mismo tiempo los trabajadores y gestores de la empresa, el régimen de trabajo, de previsión, seguridad social y compensación, será establecido en los estatutos y reglamentos, en razón a que se originan en el acuerdo cooperativo y, por consiguiente, no estará sujeto a la legislación laboral aplicable a los trabajadores dependientes y las diferencias que surjan, se someterán al procedimiento arbitral previsto en el Titulo XXXIII del Código de Procedimiento Civil o a la justicia laboral ordinaria En ambos casos, se deberá tener en cuenta las normas estatutarias, como fuente de derecho.

Las compensaciones por el trabajo aportado y el retorno de los excedentes previstos en el artículo 54 numeral 3o. de la presente Ley, se hará teniendo en cuenta la función del trabajo, la especialidad, el rendimiento y la cantidad de trabajo aportado.

Sólo en forma excepcional y debidamente justificada, las cooperativas de trabajo asociada podrán vincular trabajadores ocasionales o permanentes no asociados, en tales casos, estas relaciones, se rigen por las normas de la legislación laboral vigente.

En las cooperativas que no sean de trabajo asociado, el régimen laboral ordinario se aplicará totalmente a los trabajadores dependientes y a los trabajadores que a la vez sean asociados”.

La jurisprudencia ha reconocido la particular naturaleza de las cooperativas en general. Sobre este tema se pronunció la Corte Suprema de Justicia, Sala de Casación laboral, en sentencia de fecha septiembre 9 de 1987, en los siguientes términos

“En una cooperativa la asociación es completamente libre y quienes se vinculan, pasan a compartir los beneficios que ellas les proporcionan No se da propiamente la relación de un patrono capitalista con su asalariado y que el capital de estas entidades está fundamentalmente conformado por el trabajo de los socios que laboran por cuenta propia debido a que, en este sentido, son dueños de la empresa (…)”. (Resaltado fuera de texto)

Por su parte los articules 5º y 6º del Decreto 468 de 1990, reglamentario de la ley ya mencionada, disponen;

“ARTÍCULO 5º. Manejo de los medios materiales de labor. Las cooperativas de trábalo asociado, deberán ser propietarias, poseedoras o tenedoras de los medios materiales de labor, o de los derechos que proporcione” fuentes de trabajo, o de los productos de trabajo.

Cuando la cooperativa requiera equipos, herramientas y demás medios materiales de trabajo, que posean los trabajadores asociados, podrá convenir con estos el uso de los mismos, en cuyo evento, para el caso de ser remunerado, lo será independiente a las retribuciones que perciban estos por su trabajo”.

“ARTÍCULO 6º Autonomía administrativa y responsabilidad en la realización de las labores. Lo cooperativa de trabajo asociado deberá organizar directamente las actividades de trabajo de sus asociados, con autonomía administrativa y asumiendo los riesgos en su realización, características éstas que deberán también prevalecer cuando se conviene o se contrata la ejecución de un trabajo total o parcial a favor de otras cooperativas o de terceros en general”.

De esta forma, analizadas las normas preinsertas y el pronunciamiento de la Corte Suprema de Justicia, considera esta Oficina que los miembros de una CTA no son trabajadores, sino asociados que se regulan por sus estatutos y los regímenes que hayan adoptado y no por la legislación laboral, siendo estos los que realizan directamente la obra, labor o servicio.

Ahora bien, si para la ejecución de los contratos que la cooperativa ha celebrado, ésta se limita a suministrar el personal que la entidad contratante requiere para la realización de una actividad determinada, conservando la citada entidad la facultad de exigirle al personal cooperado el cumplimiento de órdenes e Instrucciones en cuanto al modo, tiempo o cantidad de trabajo, o si la cooperativa actúa simplemente como un intermediario para el suministro de personal, así este tenga el carácter de asociado, considera esta Oficina que la cooperativa no esta obrando dentro de los parámetros legales que regulan el funcionamiento de esta clase de entes de la economía solidaria, ya que ésta no puede ser agencia de empleo o empresa de servicios temporales de empleo, irregularidad que debe ser denunciada ante la Dirección Territorial de Cundinamarca de éste Ministerio, ubicado en la Carrera 7 No. 32 -63 de ésta ciudad.

Ya que en lo que tiene que ver con la inspección y vigilancia de las cooperativas en mención, el artículo 21 del Decreto 468 de 1990 dispone:

“Control concurrente. Sin perjuicio de la inspección y vigilancia que el Departamento Administrativo Nacional do Cooperativas ejerza sobre locas las Cooperativas de Trabajo Asociado el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (hoy de la Protección Social) queda igualmente facultado para efectuar la inspección y vigilancia sobre las actividades de trabajo asociado de estas cooperativas…”.

No obstante lo anterior, las normas que regulan el funcionamiento de estas cooperativas no consagran de manera expresa la sanción que les serian aplicables por no obrar conforme ellas lo establecen, pero considerados que este Ministerio podría sancionarlas con las multas establecidas en el artículo 93 de la Ley 50 de 1990, en razón de estar ejerciendo la actividad que desarrollan las empresas de servicios temporales sin autorización legal para ello, correspondiéndole la aplicación de las citadas sanciones al Grupo de Inspección, Control y Vigilancia de las Direcciones Territoriales de este Ministerio, previa investigación administrativa laboral

Finalmente, teniendo en cuenta que los asociados de la cooperativa no tienen el carácter de fabuladores no podrían ser despedidos, sino por las causales de expulsión de los miembros como lo establezcan sus estatutos, los cuales recomendamos consultar y de no darse cumplimiento a los mismos, tendrá que acudir ante los jueces de la República para hacer valer sus derechos.

El presente concepto tiene los alcances del artículo 25 del Código Contencioso Administrativo.

Cordialmente,

ALBA VALDERRAMA DE PEÑA
Jefe Oficina Jurídica y de Apoyo Legislativo

MÁS SOBRE >

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

Una opinión
  1. Roberto dice:

    Necesito saber si un cooperativista puede ser empleado de la misma cooperativa. En caso afirmativo, es posible que también sea integrante del Consejo Directivo ?

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.