Régimen sancionatorio aplicable a la declaración anual de activos en el exterior

Es de recordar, que conforme al artículo 42 de la ley 1739 2014 (que adicionó el numeral 5 al artículo 574 del E.T.)  se creó la “Declaración Anual de Activos en el Exterior”, cuya primera presentación deberá surtirse entre 8 y 22 de octubre del año en curso, y ello acorde al último dígito del NIT del obligado.

En cuanto al contenido, de esa nueva declaración impositiva, dispone el artículo 607 del E.T. (adicionado por el artículo 43 de la ley 1739 de 2014) que “a partir del año gravable 2015, los contribuyentes del impuesto sobre la renta y complementarios, sujetos a este impuesto respecto de sus ingresos de fuente nacional y extranjera, y de su patrimonio poseído dentro y fuera del país, que posean activos en el exterior de cualquier naturaleza, estarán obligados a presentar la declaración anual de activos en el exterior cuyo contenido será el siguiente:

  1. El formulario que para el efecto ordene la UAE Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN) debidamente diligenciado.
  2. La información necesaria para la identificación del contribuyente.
  3. La discriminación, el valor patrimonial, la jurisdicción donde estén localizados, la naturaleza y el tipo de todos los activos poseídos a 1º de enero de cada año cuyo valor patrimonial sea superior a 3580 UVT.
  4. Los activos poseídos a 1° de enero de cada año que no cumplan con el límite señalado en el numeral anterior, deberán declararse de manera agregada de acuerdo con la jurisdicción donde estén localizados, por su valor patrimonial.
  5. La firma de quien cumpla el deber formal de declarar”.

Si bien, resulta claro que no se ha surtido aún el primer vencimiento  de la mencionada declaración tributaria; en este hoy, se empiezan a escuchar cuestionamientos referidos al régimen sancionatorio aplicable a los eventos de incumplimiento, inherentes  a ese deber de declarar anualmente los activos poseídos en el exterior.

En ese sentido, los primeros interrogantes – que rodean la presentación de la nueva declaración – aluden a cuál sería la sanción aplicable para los casos de extemporaneidad en la presentación de dicha declaración tributaria, o cuál sería la sanción por corrección o cuál la sanción por no declarar; y probablemente, las respuestas que bien podrían ocurrirse se derivarían del acudir a los artículos 641 (“Extemporaneidad en la presentación”), 643 (“Sanción por no declarar”) y 644 (“Sanción por corrección de las declaraciones”) del E.T.

 

No obstante lo anterior, y en atención a la formulada pregunta de “¿Cuál es la sanción por extemporaneidad o la sanción por no presentar nunca la declaración anual de activos en el exterior o la sanción por corregirla?”, la Administración Tributaria precisó que:

De la lectura de la norma, se puede observar que se trata de una obligación que se exige a partir del año 2015, cuyo régimen sancionatorio no se encuentra establecido.  En tal sentido, en la actualidad no existen sanciones específicas para los casos hipotéticos consultados.

No obstante, cabe observar que en caso de encontrarse activos omitidos con ocasión de acciones de fiscalización el artículo 239-1 de Estatuto Tributario, dispone que el valor de los mismos constituye renta líquida en el período objeto de revisión, y da lugar a sanción por inexactitud”.  Concepto 13515 de mayo de 2015

Recordando pronunciamientos doctrinales anteriores (como la sanción de clausura del establecimiento de comercio para los responsables del régimen simplificado de impoconsumo), se considera oportuna la clarificación de la Autoridad Tributaria, en este caso particular; y sería de propender – en aras del derecho de igualdad – por una urgente modificación del ordenamiento normativo, que regule el debido régimen sancionatorio aplicable a los sujetos pasivos sometidos al nuevo deber impositivo de presentar la declaración anual de activos en el exterior.

Finalmente, y con el ánimo de precisar la alusión hecha a la sanción de clausura del establecimiento de comercio, es pertinente recordar que la DIAN en su concepto 39132 de julio de 2014 habría concluido que era “procedente imponer a los contribuyentes clasificados dentro del régimen simplificado del impuesto nacional al consumo la sanción de clausura del establecimiento, de que trata el artículo 657 del Estatuto Tributario, por no expedir factura ni documento equivalente o hacerlo sin el lleno de los requisitos legales”.  Pero en el mes de agosto del mismo año 2014 (oficio 052658), reconsideró su posición manifestando que “no es posible imponer la sanción de clausura del establecimiento, a aquellos responsables del régimen simplificado del INC por no expedir factura ni documento equivalente o hacerlo sin el lleno de los requisitos legales, pues el literal d) del artículo 6° del Decreto 803 de 2013 no hace una remisión expresa al artículo 657 del Estatuto Tributario”.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.