Regla fiscal, contabilidad e impuestos

Hace unos años el país conoció de la mano del entonces ministro de hacienda Doctor Juan Carlos Echeverry la denominada regla fiscal, que en términos generales consiste en delimitar  el gasto teniendo en cuenta los ingresos del estado para “hacer más viable el sostenimiento del mismo”.

Los críticos inducen en que dicha regla fiscal limita los derechos de los ciudadanos, en palabras comunes, los derechos se limitan a la existencia de recursos en el estado. Dicha regla no es nueva en Colombia existió inclusive en la época de la Colonia.

Ahora bien, el Banco interamericano de desarrollo BID acaba de publicar un informe denominado “inversiones públicas y reglas fiscales”[1], en el a pesar de enunciar las notables virtudes de las reglas fiscales hace algunas apreciaciones que considero necesarias en estos momentos que atraviesa tanto el país como la profesión contable y fiscal.

En primera medida establece como regla dorada que los estados solo pueden endeudarse para gastos de inversión, y divide las metas fiscales entre gastos de inversión y gasto corriente lo que da origen a que en la contabilidad pública se genere también la ya famosa contabilidad creativa. En términos prácticos el trabajo señala a manera de ejemplo:

“Si un Gobierno presenta un balance corriente equilibrado, todo aumento del gasto corriente debe ser financiado con un incremento de ingresos corrientes para que la meta se continúe cumpliendo. La reclasificación de ciertos  egresos corrientes como inversiones libera espacio fiscal para incrementar gastos corrientes sin la necesidad de aumentar los ingresos corrientes.”

Pero no todo es crítica, el articulo menciona como ventaja  la suavización de impuestos, pues recordemos que en la medida que el estado posee dos alternativas o aumenta sus impuestos a aumenta las deudas,  y como la regla es no limitar la deuda para inversión no requerirá el aumento de la tributación.

Por último, el documento señala la importancia de instituciones sólidas en los países que permita priorizar las inversiones realmente importantes y evitar que a futuro dicha regla no sirva de nada y termine por desaparecer o suspenderse como ocurrió en el reino unido en 2008.


[1] Inversiones Públicas y reglas fiscales

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.