Reglamentada la remisión de las obligaciones tributarias, aduaneras y cambiarias

El artículo 53 de la ley 1739 de 2014 contempló la posibilidad de delegar la competencia para decretar la prescripción de la acción de cobro de las deudas tributarias. A su vez, el artículo 54 ibídem señaló el procedimiento de remisión de las deudas tributarias, fraccionándolo por valores así:

  • De 1 a 40 UVT.
  • Más de 40 y hasta 96 UVT.
  • Más de 96 y hasta 159 UVT.

Pues bien, mediante decreto 2452 de 2015 se reglamentó el procedimiento de remisión consagrado en el artículo 820 del estatuto tributario en lo siguiente términos.

En el caso de la remisión de obligaciones de personas fallecidas, primero se deberá efectuar los siguientes pasos.

  1. Obtener copia del registro de defunción del deudor.
  2. realizado por lo menos una investigación de con resultado negativo, utilizando los convenios interadministrativos y en caso de no convenio, oficiar a oficinas o entidades de registros públicos, de propiedad intelectual, marcas, registros mobiliarios, como a entidades del sector financiero, para que informen sobre la existencia o no bienes o derechos a favor del deudor.
  3. Verificar la existencia y aplicación Títulos Depósito Judicial, compensaciones y demás registros que puedan modificar la obligación, siempre y cuando la acción de cobro no se prescrita.

En el caso de la remisión de obligaciones de hasta 159 UVT y que tengan vencimientos mayor de 54 meses se deben efectuar las siguientes acciones.

  1. Realizar por lo menos una investigación de bienes con resultado negativo, tanto al deudor principal como a los solidarios y/o subsidiarios, o que dentro del mes siguiente al envío de la solicitud a las entidades  de registro o financieras respectiva, de que trata el parágrafo del artículo 820 del Estatuto Tributario, no se haya recibido respuesta.
  2. Que no obstante las diligencias que se hayan efectuado para su cobro, no haya respaldo alguno por no existir bienes embargados o garantías.
  3. Que se hayan decretado embargos de sumas de dinero y que dentro del mes siguiente al envío de la solicitud no se haya recibido respuesta, o que la misma sea negativa.
  4. Que se haya requerido el pago  al deudor  por cualquier medio.
  5. Que se haya verificado la existencia y aplicación de Títulos  de Depósito judicial, compensaciones y demás registros que puedan  modificar la obligación.

Finalmente en el caso de la remisión de obligaciones de 1 a 40 UVT y de 40 a 96 UVT a pesar de no requerir determinar la existencia de bienes del deudor se deberá al menos:

  1. Determinar el valor real y la totalidad de las obligaciones adeudadas a cargo del deudor.
  2. Verificar la existencia y aplicación de Títulos de Depósito Judicial, compensaciones y demás registros que puedan modificar la obligación.
  3. Requerir el pago al deudor por cualquier medio.

Finalmente un punto importante, es que cualquier pago que se haya efectuado con ocasión a una deuda declarada remisible no podrá ser objeto de devolución ni compensación.

Descargar decreto

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.