Relación entre la prima de riesgo y el costo de financiación para un país

Existe una relación directa entre la prima de riesgo de un país y los intereses que este debe pagar por las financiación que consiga en los mercados internacionales, de manera tal que entre más alta sea la prima de riesgo, más altos serán los intereses que se  deban pagar, puesto  que una prima de riesgo elevada significa mayor riesgo para los acreedores y estos exigirán una mayor remuneración por sus capitales para compensar ese riesgo.

Las finanzas ocupan un lugar muy destacado en la economía internacional. Tanto es así que, a día de hoy, el volumen de dinero que generan activos financieros como futuros u opciones es mayor que el Producto Interior Bruto de multitud de países del mundo. Dentro de la economía financiera, la prima de riesgo es un concepto fundamental para entender la dinámica del sistema económico vigente.

La prima de riesgo (también conocida como "riesgo-país") puede definirse como la diferencia entre el dinero que un país paga por su deuda pública y el dinero que abona otro país por dicha deuda soberana. El dinero que cualquier Estado solicita para poder financiarse se conoce como deuda pública o deuda soberana. La deuda soberana está sujeta, como cualquier préstamo financiero, a determinados intereses; unos intereses que varían en función de la calificación de riesgo de la deuda del país y que son, en última instancia, los que determinan el coste por la emisión de la deuda pública.

Para entender de forma completa y correcta la relación el coste de financiación de la deuda soberana de cualquier país y la prima de riesgo, hay que saber que esta última (como diferencial de deuda) no es solamente un precio que debe asumir cualquier Estado por financiarse, sino un sobreprecio que se soporta en relación a la financiación de otros Estados.

Dicho esto, y dado que entender el mecanismo de los diferenciales de deuda y su relación con el coste de financiación de la deuda pública es determinante para entender la economía actual, resulta pertinente ilustrar esta explicación con un ejemplo que demuestre la relación entre el riesgo-país y los intereses que debe pagar un Estado por endeudarse en los mercados de capitales internacionales.

Por ejemplo, si la rentabilidad de los bonos a diez años de un país como España es del 4,33%, y la de un país como Francia es del 2,01%, la prima de riesgo española (es decir, el diferencial de deuda de España con respecto a Francia) será del 2,32%. Es decir, tendríamos que la prima de riesgo española sería de 232 puntos básicos.

Traducido a intereses a pagar por parte del Estado español en el ejemplo expuesto, concluiríamos que esos 232 puntos básicos de prima de riesgo supondrían unos intereses totales a abonar del 4,33%, cantidad que sería la resultante del sobreprecio a asumir por la diferencia entre la deuda soberana española y la francesa en un momento determinado.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.