Rentas líquidas especiales en el CREE

En el caso de las rentas liquidas especiales, el parágrafo 1 del artículo 3 del decreto 2701 de 2013 señala:

Parágrafo 1. La base gravable determinada en el presente artículo incluirá la renta líquida por recuperación de deducciones.”

Los primero que vale la pena resaltar es que el artículo 22 de la ley 1607 de 2012 es claro en determinar la base gravable del CREE partiendo de “los ingresos realizados” que incrementen el patrimonio, con lo cual, el gobierno al tomar la decisión de incluir la renta líquida por recuperación de deducciones como parte la base gravable del CREE, precisamente confirma la tesis de que NO son ingresos realizados y por lo tanto no estarían  sujetos al impuesto. No obstante hay que recordar que en Colombia el principio de legalidad indica que hasta tanto el Consejo de Estado no se pronuncie respecto a la legalidad del decreto, este tendrá plena vigencia y validez.

Un segundo aspecto  que debemos resaltar es la intención del gobierno en gravar vía reglamentaria única y exclusivamente la  renta líquida por recuperación de deducciones. Por lo tanto, otras rentas liquidas NO quedan sujetas al impuesto, tales como renta líquida en contratos de servicios autónomos, las rentas de transporte internacional, entre otras.

Volviendo al tema de la renta líquida por recuperación de deducciones, la DIAN había sostenido una tesis no del todo clara, mediante el concepto 063408 de 2013 expresó:

“Así, las cosas y como quiera que el impuesto CREE es un nuevo impuesto, diferente del impuesto sobre la renta y complementarios, para efectos de su determinación deberá tenerse en cuenta los factores que la ley 1607 de 2012 expresamente consagró. En tal medida el hecho de que en el tradicional impuesto sobre la renta y complementarios, algunas provisiones no se hayan tenido en cuenta en años anteriores corno deducibles, no afecta su carácter de ingreso para el impuesto CREE al tenor de los citados artículos 20 y 22 de la mencionada ley. Igual situación acontece con el reintegro de costos y gastos que en su momento se efectuaron, y que si se registran contablemente como ingresos, los cuales conforman la base gravable que será objeto de depuración.”

En esta postura, la DIAN establece que sin importar si hubo una deducción en el impuesto de renta tradicional, el hecho de recuperarla implica necesariamente un ingresos gravado para efectos del CREE.  Sin embargo, dicha tesis fue derogada mediante el oficio 357 de 2014 y en relación con la renta líquida por recuperación de deducciones dispuso:

“ahora bien, el artículo 195 del estatuto tributario, establece que constituye renta líquida la recuperación de las cantidades concedidas en uno o varios  años o periodos gravable como deducción de la renta bruta por depreciación, perdida de activos fijos, amortización de inversiones, deudas de dudoso o difícil cobro, deudas pérdidas o sin valor, pensiones de jubilación o invalidez, o cualquier otro concepto, hasta concurrencia del monto de la recuperación.

Bajo este contexto a partir del año gravable 2013 la recuperación de las deducciones que para efectos del impuesto sobre la renta y complementarios constituyen renta líquida, deberán tener el mismo tratamiento en el impuesto sobre  la renta para la equidad CREE.

Así las cosas, cuando hubo una deducción en el impuesto de renta tradicional y se recupera, así no haya sido una deducción en el impuesto sobre la renta para la equidad CREE, en razón de ser el primer año del impuesto, dicha recuperación se considera gravada en el CREE, en función del decreto 2701 de 2013 y el oficio 357 de 2014. Por lo tanto, la recuperación de deducciones siempre que este gravada en el impuesto de renta tradicional queda gravada en el CREE.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.