Repensando el IVA

Viene siendo un tema altamente discutido la reforma al IVA que se tiene presupuesta en la reforma tributaria estructural a presentarse en marzo. Algunos, como el Director de la DIAN señalan que se debe modificar el régimen simplificado de IVA, para evitar distorsiones, y tal como aseguro recientemente en la Cámara de Comercio de Neiva definir dicho régimen solo en función de los ingresos.

Otros, como Fedesarrollo o ANIF proponen incrementar la tarifa del IVA al menos en dos puntos, para así quedar con un IVA general del 18%, recomendación que va a tono con las tarifas de IVA que tiene  países OCDE.

A su vez, otros reconocidos doctrinantes proponen acabar el régimen de exclusión del IVA y en su defectos dejar simplemente bienes y servicios gravados y exentos. Así mismo se oyen voces que proponen acabar de una vez por todas las devoluciones de IVA.

La tesis en contra de aumentar el IVA señalan que dicho impuesto es regresivo y que aumentarlo simplemente sería aún más regresivo. Y en contrapeso proponen aumentar la tributación directa a través de las personas naturales. Lo anterior se desvirtúa, si junto al aumento de la tarifa de IVA se pensara en una devolución automática anual para aquellos con menos capacidad contributiva.

Ahora bien, todas las ideas son viables y deben analizarse con detalle. Una de ellas, que en particular me llama la atención es “unificar” el periodo de causación. Hoy un responsable de IVA debe declarar y pagar el IVA así su cliente no se lo pague. Sin embargo, en el caso de los servicio de telefonía la norma especial señala que el mismo se causa al momento del pago, norma que lleva ya varias décadas.

Entonces, un comerciante debe buscar financiar el IVA, o en su defecto cobrarlo como cuota inicial, mientras que las empresas de telefonía por ínfima que sea la factura lo pagan solo cuando el usuario se los pague.

Esa sería una modificación que si bien no aumenta el recaudo neto, si impide su diferimiento, y de paso crea reglas homogéneas para todos los responsables de IVA. Como estas, existen múltiples normas que en su momento y actualmente tienen una justificación valida, pero que en ultimas lo único que hace es distorsionar el sistema.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

Una opinión
  1. Jose Villa dice:

    Aquí se aplica el famoso adagio del sofá.

    El problema de fondo se llama corrupción, politiquería y despilfarro.

    Se pide aumentar una vez má el IVA. Desde 1983, cuando la tarifa general era del 10%, a hoy, se han dado varias alzas llevando esa tarifa general al 16%, y unos vaticinan un incremento al 18%, otros al 19%, incluso se ha escuchado hablar del 22%, y de seguro que después de la próxima alza, a la vuelta de unos pocos años estaremos presenciando la inminencia de otra alza para "apagar nuevos incendios".

    Eso de incrementar la tarifa del IVA es una medida "facilista". En realidad, el camino más fácil y rápido que tiene el gobierno para generar ingresos, es el de crear nuevos impuestos o incrementar los existentes, pero no se ataca la corrupción, ni la politiquería ni el despilfarro.

    Por ejemplo, qué pasa con la bulla de los contratos en la fiscalía?, qué pasa con los continuos carrouseles de la contratación?, con los desfalcos y peculados?, con la enorme cantidad de indemnizaciones por arrestos mal fundamentados y que al darle libertad al preso, éste sale y de inmediato demanda al Estado por sumas mil millonarias? (no hay repetición contra el fiscal o el juez que la haya embarrado).

    Pero hay mucho más, por ejemplo es noticia la costosísima autopista construida entre Mosquera (Cund.) y la finca del doctor Santos en Anapoima, o el avión Jet para la primera dama o el avión Jet para el fiscal general de la nación. Todos esos lujos cuestan y hace que el billete se acabe y entonces a pensar en los impuestos para cuadrar caja.

    En el año 2010, cuando el doctor Santos fue electo presidente de la República, en una entrevista en Europa vaticinó que incrementaría en gran medida los ingresos de Colombia pero a base de un mayor desarrollo, recuerdo que expresó que aumentar ingresos a base de impuestos no tenía ninguna gracia.

    Aquí cabe preguntar: y acaso no este el caballito de batalla que ha utilizado el doctor Santos el tema de los impuestos como vehículo para "apagar incendios"?

    Vivimos en un eterno apagar incendios porque la corrupción es insaciable y no se ataca.

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.