Reporte de terceros no es suficiente para adicionar ingresos

El objetivo que persigue el gobierno al exigir a los contribuyentes el reporte de información exógena, es hacer cruces de información entre diferentes contribuyentes para identificar prácticas encaminadas a evadir impuestos, pero en el caso de la omisión de ingresos, el simple reporte de un tercero no es suficiente para que los ingresos presuntamente omitidos sean adicionados por la Dian.

Los cruces de información no son más que indicios en contra del contribuyente y la Dian debe entrar a probar debidamente los hechos que por información provenientes de terceros, sospecha que han ocurrido, tal como el miso artículo 742 del estatuto tributario lo señala de forma perentoria.

La sección cuarta del Consejo de estado en sentencia del 10 de febrero de 2011 con radicación 16752 dijo al respecto:

De acuerdo con la anterior disposición, para la Sala la decisión del Tribunal se ajustó a derecho, pues, en este caso, la simple información rendida por los terceros no era una prueba suficiente para adicionar los ingresos a la actora, por las siguientes razones: En primer lugar, el objeto de la facultad con la que cuenta la DIAN para solicitar cierta información a personas contribuyentes o no, es el de poder efectuar los estudios y cruces de información necesarios para el debido control de los tributos, es decir, obtener una base, importante, pero no definitiva, para la determinación del impuesto de un contribuyente que con otras personas tuvo operaciones en un determinado año gravable. En segundo lugar, como la información que presentó el tercero difirió de la entregada por el contribuyente investigado, la Administración debió hacer un estudio más específico de esa información, pues se presentó de manera general, ya que sólo se reportaron los valores de tales operaciones. Por lo tanto, debió pedir los documentos que respaldaban la información de esos terceros. Obsérvese que la norma transcrita se refiere a una facultad para la Dian, sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 684 del Estatuto Tributario, lo cual significa que con recibir la información en medios magnéticos no se agota la facultad de fiscalización de la Administración, la cual debe efectuar todas las diligencias necesarias para la correcta y oportuna determinación de los impuestos, facilitando al contribuyente la aclaración de toda duda u omisión, para así lograr esa correcta determinación. Ahora bien, tratándose de la adición de ingresos de la sociedad actora, cobra mayor importancia la prueba contable frente a la prueba testimonial, de la cual hace parte la información de terceros, pues como lo señala el artículo 743 del Estatuto Tributario, la idoneidad de los medios de prueba depende, de las exigencias que para establecer determinados hechos preceptúen las leyes tributarias o las leyes que regulan el hecho por demostrarse, y a falta de unas y otras, de la mayor o menor conexión de las pruebas con el hecho que trata de probarse, y del valor de convencimiento que pueda atribuírseles, de acuerdo con las reglas de la sana crítica.

La omisión de ingresos no resulta tan fácil de probar como la inclusión de costos inexistentes  o improcedentes, y por esa misma razón es que el gobierno se ha empeñado en imponer la bancarización de la gran mayoría de los contribuyentes, puesto que una de las formas de probar la existencia de un  pago es precisamente con los movimientos bancarios, y existiendo ese rastro, tanto el que paga como el que recibe el pago tienen mayor dificultad para “sacar” de la contabilidad esos movimientos.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.