Requisitos para que la provisión de cartera sea deducible del el impuesto a la renta

La deducción de la provisión de cartera está regulada por el decreto 187 de 1975 en sus artículos 72,74 y 75, y del cumplimiento de dichos requisitos depende que se pueda deducir del impuesto a la renta.

A continuación presentamos los 5 requisitos que la provisión de cartera  debe cumplir para que sea deducible del impuesto a la renta. Estos 5 requisitos han sido extraídos da la sentencia del Consejo de estado  número 16953 del 7 de octubre de 2010:

  1. Únicamente se aplica a los contribuyentes obligados a llevar libros de contabilidad, lo que excluye a las personas naturales que no ostenten la calidad de comerciantes, quienes no están obligados a llevar contabilidad y, por tanto, no podrán establecer provisiones sobre sus cuentas por cobrar al momento de elaborar la declaración de renta.
  2. Se pueden provisionar las cuentas por cobrar que se hallen vencidas al final de ejercicio fiscal, es decir, aquellas cuyo plazo de recaudo se cumplió, y aún no han sido canceladas por el deudor.
  3. Las cuentas por cobrar sobre las que se puede provisionar deben haberse originado exclusivamente en "operaciones productoras de renta".
  4. Deben excluirse las cuentas por cobrar con vinculados económicos o con los socios para con la sociedad, y viceversa, sobre las que no se acepta ningún tipo de provisión.
  5. A las cuentas por cobrar que es posible provisionar se les aplican los porcentajes fijados por el "reglamento", contenidos en el Decreto 187 de 1975, en cuyos artículos 74 y 75 establece la posibilidad de aplicar ya sea una "provisión individual", calculando anualmente hasta un 33 por ciento, de cada cuenta por cobrar, hasta llegar al 100 por ciento, o una "provisión general", calculando al final del año gravable un porcentaje de la cartera vencida así: un 5 por ciento para aquellas que tengan más de tres meses de vencidas, sin exceder de seis meses; un 10 por ciento para aquellas que tengan más de seis meses de vencidas, sin exceder de un año, y un 15 por ciento para aquellas con más de un año de vencidas.

Téngase en cuenta que la provisión de cartera tiene dos implicaciones: Permite deducir el valor provisionado de la renta bruta del contribuyente y permite disminuir el patrimonio, es decir, la cartera contabilizada en el activo. Si procede lo uno procede lo otro por cuanto  el valor de la provisión llevado al gasto tiene como contrapartida la disminución del activo. Recordemos que la contabilización de la provisión de cartera es un débito en la cuenta de gastos y un crédito en la cuenta de clientes.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.