Requisitos y estándares que un país debe cumplir para ingresar a la OCDE

Introducción

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) es un foro único donde los gobiernos de 30 economías democráticas trabajan conjuntamente para enfrentar los desafíos económicos, y sociales de la globalización (OCDE- Mejores Politicas Para Una Vida Mejor, s.f.).

Los gobiernos que conforman la estructura de la OCDE pueden intercambiar sus experiencias políticas, buscar respuestas a problemas comunes, identificar buenas prácticas y coordinar políticas locales e internacionales. Es un foro donde la presión que ejercen entre sí los países miembros, puede actuar como un incentivo poderoso para mejorar las políticas e implementar “leyes flexibles” – instrumentos no obligatorios como los principios de gobernabilidad corporativa de la OCDE – y puede en ocasiones conducir a acuerdos formales o negociaciones (OCDE- Mejores Politicas Para Una Vida Mejor, s.f.).

La OCDE ayuda a los gobiernos a fomentar la prosperidad y a luchar contra la pobreza a través del desarrollo económico, la estabilidad financiera, el comercio, la inversión, la tecnología, la innovación y la cooperación para el desarrollo. Esto está ayudando a asegurar que el crecimiento económico, el desarrollo social y la protección del medio ambiente se realicen conjuntamente. Otros propósitos incluyen la creación de empleo, la igualdad social,  la transparencia y efectividad en la gobernación (OCDE- Mejores Politicas Para Una Vida Mejor, s.f.).

Así mismo, la OCDE está al frente de los esfuerzos para entender y para ayudar a los gobiernos a responder a los nuevos acontecimientos e inquietudes que se presenten. Esto incluye temas como el comercio, las reformas estructurales, la seguridad en línea y los desafíos relacionados con la disminución de la pobreza en el mundo en desarrollo (OCDE- Mejores Politicas Para Una Vida Mejor, s.f.)

Durante más de cuarenta años, ha sido una de las fuentes más grandes y fiables de  estadísticas comparativas y de datos económicos y sociales. Las bases de datos de la OCDE cubren áreas diversas como cuentas nacionales, indicadores económicos, fuerza laboral, comercio, empleo, migración, educación, energía, salud, industria, sistema tributario y medio ambiente. La mayor parte de los estudios y análisis que se realizan son publicados (OCDE- Mejores Politicas Para Una Vida Mejor, s.f.).

Finalidad de la OCDE

La OCDE nació de la Organización Europea de Cooperación Económica (OECE), la cual se creó en 1947 con el apoyo de los Estados Unidos y Canadá para coordinar el plan Marshall para lograr la reconstrucción de Europa tras la Segunda Guerra Mundial. Creado como un socio económico para la OTAN, la OCDE tomó posesión de la OEEC en 1961 y desde entonces su misión ha sido ayudar a los gobiernos a alcanzar un crecimiento económico sostenible de sus economías y su fuerza laboral, y aumentar los niveles de vida de sus habitantes, manteniendo al mismo tiempo la estabilidad financiera contribuyendo así al desarrollo de la economía mundial. La Convención redactada desde su creación, hace un llamamiento a la OCDE para asistir a las economías en expansión de sus países miembros y otros países en vías de desarrollo económico, y a contribuir al crecimiento del comercio mundial desde una base multilateral y no discriminatoria (OCDE- Mejores Politicas Para Una Vida Mejor, s.f.).

La globalización fue la encargada de  conducido y guiar  el trabajo de la OCDE al análisis de las políticas de sus países miembros y al de países no miembros para establecer políticas comunes. Esto se refleja por ejemplo en el trabajo realizado en temas como el desarrollo sustentable, que reúne las preocupaciones medioambientales, económicas y sociales más allá de las fronteras de cada país para comprender mejor los problemas y buscar soluciones conjuntas. (OCDE- Mejores Politicas Para Una Vida Mejor, s.f.).

La organización ha estado también expandiendo su relación y abriendo nuevos lazos de cooperación con la sociedad civil. Inicialmente su relación se enfocaba hacia la industria y la fuerza laboral, pero esta relación se ha ampliado incluyendo actualmente a un gran número de organizaciones no gubernamentales (OCDE- Mejores Politicas Para Una Vida Mejor, s.f.).

Objetivos que persigue

En virtud del artículo 1 del Convenio firmado el 14 de diciembre de 1960 en París, y que entró en vigor el 30 de septiembre de 1961, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) tiene como principal objetivo fomentar la cooperación y el desarrollo de políticas económicas y sociales que permitan mejorar la vida de los ciudadanos. La OCDE se ha constituido durante estos 50 años de historia en unos de los foros mundiales más influyentes,  como pilares principales son los siguientes:

Lograr el mayor crecimiento sostenible posible de la economía y del empleo, y a aumentar el nivel de vida en los países miembros, manteniendo la estabilidad financiera y contribuyendo así al desarrollo de la economía mundial.

Contribuir a una sana expansión económica tanto en los Estados miembros como en los no-miembros en vías de desarrollo económico.

Contribuir a la expansión del comercio mundial sobre una base multilateral y no discriminatoria, de acuerdo con las obligaciones internacionales. (Ministerio de Economía y Hacienda para la edición española, 2005)

Países que la conforman

La OCDE  está conformada por los países que se enlistan en el siguiente cuadro podemos. A su vez, al lado de cada país figura el año de adhesión a la OCDE (INE.CL, 2012).

Requisitos que debe cumplir un país para formar parte

Convertirse en un miembro de la OCDE no es un proceso fácil, se trata de un largo camino  que los países en vía de desarrollo deben transitar para lograr ser parte del foro. Los  países miembros  de la Organización, reunidos en su órgano de gobierno (el Consejo) son los encargados de tomar la decisión de abrir nuevas discusiones  de adhesión con un país. Los directivos del consejo se encargan de  fijar los términos, condiciones y procedimientos para la adhesión.

Desde 1994 diez países se han unido a la OCDE: México (1994), la República Checa (1995), Hungría (1996), Polonia (1996), Corea (1996), la República Eslovaca (2000), Chile (2010), Israel (2010), Eslovenia (2010) y Estonia (2010).

En 2007, las discusiones de adhesión se abrieron con Chile, Estonia, Israel, la Federación de Rusia y Eslovenia (Resolución del Consejo sobre la ampliación y fortalecimiento del compromiso), los términos, las condiciones y el proceso para la adhesión se expusieron en hojas de ruta para cada país: Chile, Estonia, Israel, la Federación de Rusia y Eslovenia. Cuatro de estos países se han convertido en miembros de la Organización y las conversaciones con la Federación de Rusia continúan. (OCDE- Mejores Politicas Para Una Vida Mejor, s.f.)

El caso de adhesión más reciente es en  Mayo de 2013, donde la Reunión del Consejo de la OCDE a nivel ministerial decidió iniciar conversaciones de adhesión con Colombia y Letonia. Estos países fueron adoptados por el Consejo el 19 de Septiembre de 2013 y el 15 de Octubre de 2013 respectivamente. El Consejo decidió también examinar la situación en su momento con el fin de tomar la decisión de abrir las discusiones de adhesión con Costa Rica y Lituania en 2015.

En el caso particular de Colombia, la OCDE abrió en el año 2013 un proceso de negociación para discutir la incorporación del mismo como un nuevo miembro. Se puede encontrar un mapa de ruta desarrollado por la OCDE donde se plantearon los términos, condiciones y procesos para la adhesión de Colombia a la organización. Los  Valores Fundamentales a cumplir para el consejo, son todos aquellos que  incluyen un compromiso con la democracia pluralista basada en el estado de derecho y el respeto de los derechos humanos,  los principios de economía de mercado transparentes y un objetivo común del desarrollo económicamente sostenible.

La OCDE se ha comprometido a mejorar las políticas en los planos nacionales así como en el contexto internacional,  para lograr ser un promotor eficaz del cambio global. El Consejo le recordó a Colombia que la OCDE tiene métodos de trabajo únicos para avanzar en la cooperación internacional, que se basan en el intercambio de experiencias tomando como ejemplo  las mejores prácticas y el diálogo transparente y abierto entre los gobiernos.

Con el fin de permitirle al Consejo tomar una decisión con respecto a la incorporación de Colombia, el país fue sometido a una profunda revisión a través de los comités técnicos de la  OCDE, los cuales proveyeron una opinión formal al Consejo respecto a la adhesión. Los comités involucrados en el proceso de adhesión son:

  • Comité de inversiones.
  • Grupo de trabajo sobre cohecho en transacciones comerciales internacionales.
  • Comité de gobierno corporativo.
  • Comité en mercados financieros.
  • Comité de seguros y pensiones privadas.
  • Comité de competición.
  • Comité de asuntos fiscales.
  • Comité de política ambiental.
  • Comité de productos químicos.
  • Comité de gobierno público.
  • Comité de Política Regulatoria.
  • Comité de Políticas de Desarrollo Territorial.
  • Comisión de Estadística.
  • Comité de Revisión de Desarrollo Económico y de Políticas de Educación.
  • Empleo, Trabajo y Asuntos Sociales.
  • Comisión de Salud.
  • Comité de Comercio y el Grupo de Trabajo sobre créditos a la exportación.
  • Comité de Agricultura.
  • Comisión de Pesca.
  • Comité de Política Científica y Tecnológica.
  • Comité de Información, Informática y Política de Comunicaciones.
  • Comisión de Política del Consumidor.

En base al caso particular que se ha analizado, se puede argumentar que los requisitos de admisión para cualquier país, están sujetos a requerimientos de cada comité en particular. Los requisitos no están preestablecidos, sino que son analizados por los comités mencionados anteriormente, respondiendo a las necesidades de la OCDE.

OCDE: Reforma de política económica

La OCDE planea una reforma política en el corto plazo. La actual crisis financiera mundial que afecta algunos países, y la débil recuperación en algunos otros, han derivado en un potencial de crecimiento más bajo para la mayoría de los países desarrollados. Por otra parte,  muchas economías de mercado emergentes están afrontando una desaceleración. En el corto plazo, principalmente en este 2015, los retos a superar en el ámbito político son: el alto nivel de desempleo, la productividad decreciente, el elevado déficit presupuestario, la deuda del sector público, así como los aspectos frágiles aún presentes del sector financiero. La crisis también ha incrementado la angustia social golpeando fuertemente los hogares de bajos recursos económicos, la población joven padece la peor pérdida de ingresos, y enfrenta un creciente riesgo de caer en la pobreza (OECD, 2015).

Los desafíos a largo plazo planteados por la OCDE incluyen la confrontación con el envejecimiento de la población, así como con los efectos de las competencias con enfoque técnico con respecto a la desigualdad de ingresos y el impacto de la degradación ambiental sobre la salud y el crecimiento futuro. Se requieren políticas con una estructura firme para atender muchos de los retos a corto y mediano plazo que los países desarrollados y los mercados emergentes deben afrontar.

La OCDE apuesta por el crecimiento, ofrece una revisión completa para colaborar con los gobiernos, invita a reflexionar sobre cómo podría verse afectado el bienestar de sus ciudadanos con las reformas políticas, y a diseñar paquetes de políticas que cumplan con sus objetivos de la mejor manera. Además, ayuda a identificar las prioridades claves de reforma para estimular los ingresos reales, y empleos en países desarrollados, así como también en los principales mercados emergentes. Las prioridades abarcan ampliamente la regulación de productos y mercados laborales, la educación y la formación, los sistemas fiscales y de prestaciones sociales, las normas comerciales y de inversión, así como las políticas de innovación.

El marco de crecimiento planteado por el foro, ha sido fundamental para ayudar a los países del G20 a desarrollar estrategias de crecimiento con el fin de elevar el Producto Interno Bruto (PIB). Este era uno de los principales objetivos de política definidos por el G20 en 2014 para lograr un crecimiento sostenible y equilibrado. El enfoque principal incluye objetivos de bienestar, como por ejemplo, la reducción de la desigualdad de ingresos y la disminución de la presión al medio ambiente. Este último punto, incluye un análisis sobre la presión ambiental en relación con el crecimiento económico. En este sentido se discute sobre la función de las reformas estructurales y las políticas ambientales y se presenta evidencia con respecto a la importancia de un diseño adecuado de las políticas ambientales, así como su impacto en el crecimiento de la productividad (OECD, 2015).

Sociedad, estado, y la OCDE

Los países miembros de la OCDE han sido capacitados para fortalecer los lazos entre la sociedad y sus respectivos Estados. Dado que uno de los fines que persigue la OCDE es lograr el bienestar y el mayor desarrollo económico de la sociedad en su conjunto, la organización desarrolla pautas que deben perseguir los Estados para garantizar el máximo desarrollo social.

El foro este año se ha centrado en alcanzar nuevas metas logrando  una mejora en la calidad de las políticas públicas, facilitándole a los gobiernos canales más amplios de información, con el objeto de afrontar los retos del diseño de políticas en condiciones de creciente complejidad. Además se ha propuesto responder a los retos planteados por la sociedad de la información, con el fin de prepararse para una creciente interacción con los ciudadanos, logrando una mejor gestión de información con base de conocimiento.

La sugerencia de gran relevancia que le propone la OCDE a los países miembros, es lograr una mayor integración del público en el diseño de las políticas públicas, con el objeto de responder y dar soluciones inmediatas al ciudadano, manteniendo participe a la sociedad y teniendo en cuenta sus puntos de vista en el desarrollo de las políticas.

El gobierno debe responder a las demandas de los ciudadanos con la mayor transparencia y rendición de cuentas que sean solicitadas, logrando el fortalecimiento y la credibilidad del público con el gobierno (OCDE, 2015).

Conclusión

El camino para que un país sea parte de la OCDE  parece algo tedioso, con algunas restricciones políticas que imponen los países miembros. Lograr ser parte de este organismo es una de las grandes pretensiones que tienen los Estados ya que los beneficios repercuten directamente en la  sociedad y la economía de los países positivamente.

El ingreso al foro es sinónimo de mejoras en la calidad de las políticas públicas, y  logra la mantención de las mismas a lo largo del tiempo, independientemente del gobierno de turno.

Para que las propuestas de la OCDE  puedan llevarse adelante con el mayor éxito posible, es indispensable que el trabajo esté acompañado con el compromiso de todos los Estados miembros de cumplir con los objetivos que promulga la organización.

Los países miembros son considerados como Estados estables en las políticas macroeconómicas y de regulación. Ser miembro de la organización otorga un aprendizaje mutuo entre naciones de mayor desarrollo, y contribuye a la definición de políticas y recomendaciones en conjunto.

A su vez, uno de los grandes beneficios que se brinda a los miembros, es el acceso a una participación colaborativa en la formación de los 44 comités que propone la organización con el propósito de participar en negociaciones, acuerdos, declaraciones, recomendaciones y benchmarking internacional en torno a políticas internacionales.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

Una opinión
  1. oscar manuel ibañez talledo dice:

    Estoy muy interesado de tener información de su institución por inquietud de conformar e integrar al Peru en su organización
    Saludos
    Oscar Ibañez Talledo

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.