Reserva de las declaraciones únicamente se puede levantar respecto de las bases gravables y la determinación privada de los impuestos

El derecho fundamental a la intimidad consagrado en el artículo 15 de nuestra Constitución Política señala que para efectos tributarios, judiciales, inspección, vigilancia e intervención del Estado, el legislador tiene la facultad para regular la presentación de los libros de contabilidad y demás documentos privados.

Es así como en el artículo 583 del Estatuto Tributario regula la reserva de las declaraciones y establece el carácter de información reservada respecto de las bases gravables y la determinación privada de los impuestos que figuren en dichos documentos que contienen la autoliquidación de los contribuyentes.

Aunque en el inciso 2 del mencionado artículo se establece el levantamiento judicial de la reserva tributaria únicamente para los procesos penales, la Corte Constitucional declaró exequible la expresión “penales” bajo el entendido de que la ley podrá en cualquier momento disponer el levantamiento de la reserva de la declaración tributaria en otros procesos judiciales.[1]

El parágrafo del artículo bajo análisis establece que para fines de control al lavado de activos, la dependencia encargada de investigar (UIAF – Unidad de Información y Análisis Financiero) podrá solicitar además de la información relativa a las declaraciones, todas las investigaciones de carácter tributario, aduanero y cambiario.

Hasta aquí tenemos dos excepciones a la reserva tributaria: 1. Mediante la entrega de copia de las declaraciones cuando se trate de procesos penales y otros procesos judiciales dispuestos por el legislador y 2. Mediante la entrega de información relativa a las declaraciones e investigaciones cuando se trate del control al lavado de activos; un tercer caso es cuando cualquier persona podrá examinar las declaraciones por expresa autorización del contribuyente declarante conforme lo señala el artículo 584 ibídem.

Contrario a todo lo anterior la administración tributaria mediante el oficio No. 054355 del 29 de agosto de 2013 ha interpretado que únicamente se puede levantar la reserva tributaria respecto de las bases gravables y la determinación privada de los impuestos, para el caso de las dos excepciones y por expresa autorización del declarante:

(...)

Visto lo anterior, es claro que solamente se puede levantar la reserva de la información tributaria respecto de las bases gravables y la determinación privada de los impuestos que figuren en las declaraciones en los casos expresamente señalados en el artículo 583 del E.T. y cuando el declarante lo autorice expresamente, caso en el cual si cumple con los requisitos que exige la norma, el autorizado puede consultarla en cada caso particular."


[1] Sentencia C-489 de 1995

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.