Residencia Fiscal I

Con la expedición de la ley 1607 de 2012, el concepto de residencia tuvo un giro importante, en el sentido de ponerlo a tono con algunos estándares internacionales. El computo ya no es en meses sino en días,  se incluye el concepto de residencia por atracción (en el caso de los cónyuges, entre otros). Pero quizá lo más importante es el abandono del paradigma del año fiscal, y computar la residencia dentro del lapso de 365 días.

Precisamente, la residencia fiscal era un tema poco tratado dentro de los tributaristas. No obstante, ante el mundo globalizado en el que vivimos, y los cambios tan profundos, se hace necesario que se abran espacios de discusión para este tipo de temas específicos. Prueba de ello, es que  en las pasadas jornadas de derecho tributarios efectuadas por el Instituto Colombiano de Derecho Tributario, se analizará el tema en un panel especifico.

En esta oportunidad, queremos referirnos a un reciente pronunciamiento de la DIAN que confirma la postura de la administración en el sentido de hacer indivisible el año gravable.  Para comprender el tema veamos un ejemplo:

Un extranjero no residente llega al país el 15 de febrero del año X1 y sale del país el 15 de octubre del año x1. ¿Qué ocurre tributariamente con esta persona?

En esa medida observemos la siguiente gráfica.

Esta persona dentro del año x1 tendrá tres calificaciones tributarios, del 1 de enero a 15 de febrero es un no sujeto, del 15 de febrero al 17 de agosto, tiene la connotación de no residente, y  “a partir” del 18 de agosto será considerado residente para efectos fiscales.

En el presente ejemplo los efectos financieros no revistan mayor envergadura, pues simplemente se afecta un corto periodo de tiempo (1 de enero a 15 de febrero). Sin embargo, si  el análisis se hubiese hecho con alguien que entra el 15 de mayo, ya  se está ante rentas de 4 meses y medio que se verían afectadas tributando en Colombia.

Ahora bien, la postura de la DIAN señala que al ser contribuyente dentro del año gravable X1, dicha persona debe tributar por el sistema de renta mundial por LA TOTALIDAD del año gravable. Así lo señala el concepto 734 de 2015 donde se observa:

En tal contexto, es claro que el período gravable del impuesto sobre la renta es anual coincidiendo con el año calendario -salvo los casos de constitución o liquidación de sociedades- en los cuales puede ser menor al calendario. Por ello el contribuyente del impuesto sobre la renta obligado a declarar, deberá hacerlo por el período completo dada la inescindibilidad del mismo, y no por fracciones de año salvo los casos en que expresamente la ley lo prevea, que no es el de los extranjeros aquí aludidos.

Por lo mismo, cuando un extranjero adquiere la condición de residente en el país, lo es respecto del período gravable en el cual adquiere dicha condición y deberá presentar su declaración por sus rentas de fuente nacional y extranjera obtenidas durante el respectivo período. El hecho de adquirir la residencia en un mes ya iniciado el año, no conlleva que solo desde ese mes, a manera de ejemplo concreta los 183 días en mayo de 2014, deba incluir los ingresos solo desde mayo-, por que como ya se señaló, el período gravable del impuesto legalmente no es divisible. Una situación es la contabilización de los días para concretar la residencia y otra distinta es la obligación de declarar por todo el período. Para que el extranjero no residente tuviera la obligación de declarar por fracción de año desde el momento en que culmina el tiempo de permanencia en el país exigido en la norma, tendría que haberse previsto legalmente, lo cual no ha sido consignando.”

El asunto, tiene mayor importancia cuando se analiza conjuntamente con  el tema de descuentos tributarios por impuestos pagados en el exterior.

*La problemática planteada está basa en el capítulo Algunos conflictos de la regla de residencia y del régimen de tributación de las personas naturales, del Libro Estudios de Derecho tributario, derecho aduanero y comercio exterior del ICDT.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.