Residencia fiscal poco efectiva cuando se opera en paraísos fiscales

Los gobiernos tratan de controlar la evasión fiscal fijando exigentes requisitos para  “librarse” de la residencia fiscal, pero estos poco efecto tiene cuando las personas operan en su mayoría en paraísos fiscales.

Las personas que asientas sus capitales en paraísos fiscales tienen el cuidado de mantener sus sociedades (siempre offshore) en el anonimato, por lo que resulta imposible que les obliguen a declarar ingresos que son de fuente extranjera, por cuando el estado nunca se enterará de la existencia de esos capitales gracias a la privacidad que ofrecen los paraísos fiscales.

El poco capital que una persona deja en su país de origen tributará normalmente, y el estado nunca podrá obligarlo a declarar ni mucho menos obligarlo a tributar sobre sus patrimonios en el extranjero por la simple y sencilla razón de que no conoce de su existencia.

Esas personas elaboran intrincadas redes para ocultar sus propiedades e ingresos en el exterior, ayudado por sociedades verdaderamente anónimas y por cuentas bancarias nominales, donde los clientes no se identifican con un nombre sino con un número, que además es celosamente guardado por los banqueros, como suele suceder en Suiza, Luxemburgo, Andorra, Liechtenstein, Hong Kong, Singapur, Belice, y un sin número de islas del caribe y del océano pacifico que la gran mayoría de personas ni siquiera saben que existen. Incluso existen tarjetas debido y crédito nominales de manera que no es posible rastrear quien realizó una compra o un retiro en efectivo donde quiera que se haya hecho.

De modo que con tal cantidad de herramientas los grandes capitales no hacen caso de la residencia fiscal, pues en cualquier caso, y  mientras logren mantener sus patrimonios en el anonimato, no tributarán de ninguna forma.

Es asombrosa la cantidad de figuras jurídicas y societarias que se pueden implementar en países y territorios fiscales que hacen imposible determinar quién está detrás de esos capitales.

Quizás el único país que puede realizar algún tipo de fiscalización es USA debido a la presión que puede ejercer sobre cualquier RINCON del planeta para obtener información, algo que no está al alcance de ningún otro gobierno, y esa es la razón por la que los bancos offshore no abren cuentas a ciudadanos de USA, para evitar que de alguna forma se les obligue a entregar información, tema sobre el que sea hondará más adelante.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.