¿Debería haber responsabilidad para los directivos de las EPS que retrasan procedimientos para tratar enfermedades potencialmente mortales?

De todos es conocidos que las EPS niegan casi todo, y cuando no, lo retrasan todo lo que puedan con el fin de evitar el desembolso de importantes sumas de dinero para pagar consultas, tratamientos y procedimientos a los pacientes, y estos finalmente son abatidos por la enfermedad y no hay quien responda por lo que podría considerarse un homicidio.

¿A caso no es un homicidio cuando premeditadamente y deliberadamente se le niega o retrasa un procedimiento a un paciente que le evitaría la muerte? ¿Cuándo un paciente muere por falta de atención médica oportuna no es algo parecido a un asesinato? ¿Si se deja morir a una persona mientras se le niega toda ayuda no es un delito? ¿Y si esa persona previamente ha pagado para que le provean un servicio médico que le permita vivir no agrava el asunto?

Todos los días los pacientes mueren en  clínicas y hospitales esperando un servicio que indolentemente la EPS les niega, y ni el primer directivo de una EPS ha recibido una sanción, ni siquiera administrativa, ni tampoco civil, y mucho menos penal, por lo que estos sabiéndose intocables siguen con su práctica mortal de dejar morir a los pacientes mientras ellos se quedan con el  dinero destinado para salvar sus vidas. ¿Nadie se ha enterado de esa aberración?

Que a un paciente le diagnostiquen cáncer, por ejemplo, que en Colombia es sinónimo de muerte por la inacción de médicos, EPS  y estado, le digan en la EPS que llame en un mes para ver si hay agenda, es un crimen, es una crueldad y sin embargo es tan normal que nadie se inmuta. No hay poder humano ni divino que imponga un tatequieto a un sistema corrupto que se lucra con la muerte de miles de personas.

No hay ministerio de salud ni superintendencia de salud que se inmute ante tan inhumano proceder. Ya ni los jueces son escuchados cuando fallan una tutela, porque ni la tutela sirve ya, ni los incidentes de desacato, nada, nada sirve para evitar que una persona gravemente enferma muera un una lista de espera para una cita, para un examen o para una cirugía.

Los colombianos estamos condenados a morir lentamente mientras un grupo de privilegiados y corruptos acolitados por políticos y gobernantes se enriquecen. Estamos tan desamparados que ni siquiera en los diálogos de La Habana se acordaron de los millones de pobres que en este país sufren la infamia de quienes administran los recursos de salud.

¿Qué cree usted que se pueda o se deba hacer?

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

Una opinión
  1. Natalia Jaimes dice:

    Noto últimamente que, los artículos en Gerencie, no se manifiestan, al parecer, con un interés educativo sino de queja. muy bien expresar las opiniones, pero que no se conviertan por parte del editor, publicaciones en expresiones escuetas o apasionadas.

    Saludos cordiales

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.