Responsabilidad penal por no consignar valores retenidos o el Iva recaudado “desaparece” al pagar los valores respectivos

El artículo 402 del código penal tipifica como delito castigado con hasta 108 meses de prisión para el agente retenedor que no consigne los valores retenidos y para el responsable del Iva que no consigne los valores recaudados, responsabilidad que cesa, por decirlo así, cuando los valores adeudados a la Dian son pagados en su totalidad.

El parágrafo único del artículo 402 del código penal dice:

El agente retenedor o autorretenedor, responsable del impuesto a las ventas o el recaudador de tasas o contribuciones públicas, que extinga la obligación tributaria por pago o compensación de las sumas adeudadas, según el caso, junto con sus correspondientes intereses previstos en el Estatuto Tributario, y normas legales respectivas, se hará beneficiario de resolución inhibitoria, preclusión de investigación, o cesación de procedimiento dentro del proceso penal que se hubiera iniciado por tal motivo, sin perjuicio de las sanciones administrativas a que haya lugar.”

En cualquier etapa del proceso penal el interesado puede allegar las pruebas de que ha pagado todo valor adeudado a la Dian, incluyendo intereses y sanciones, para hacerse beneficiario de lo estipulado por el parágrafo único del artículo 402 del código penal.

Pero adicional a esto, la sala penal de la Corte suprema de justicia ha dicho que se requiere además un paz y salvo expedido por la Dian. Veamos:

Acometiendo , entonces, el estudio de la petición, la Corte encuentra que no es procedente cesar el procedimiento, por la sencilla razón de que el solicitante no acreditó en debida forma “el pago de las sumas adeudadas junto con sus intereses previstos en el Estatuto Tributario”, pues si bien allegó copia de cinco (5) recibos de Pago de Impuestos Nacionales, que acreditan la consignación de unas sumas de dinero, se echa de menos los paz y salvos de la DIAN, que permitan determinar la cancelación completa de las respectivas obligaciones tributarias, incluyendo sus intereses, como lo exige la ley.

En esas condiciones, al no estar debidamente acreditado el pago de las aludidas obligaciones tributarias materia de la acusación, mal podría afirmarse que ha operado la extinción de la acción penal por la causal invocada y, en consecuencia, no procede la cesación del procedimiento.” Sentencia No. 283 del primero de agosto de 2012. M.P Fernando Alberto Castro Caballero.”

Para la corte no es suficiente presentar los recibos de pago, sino que estos deben estar acompañados del paz y salvo expedido por la Dian en la que conste que el procesado ha pagado todos los valores relacionados con los hechos que dieron origen a la denuncia penal, y razón tiene la corte, puesto que un recibo de pago prueba el pago de un valor, pero no brinda certeza de si ese era el monto que legalmente estaba obligado a pagar el procesado.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.