Responsabilidad por la destrucción de la cosa depositada

En el contrato de depósito civil el depositario es responsable de la culpa grave, a menos que por las partes se haya estipulado otra cosa, sin embargo hay circunstancias en las cuales es responsable hasta de la culpa leve aunque esta no se haya establecido en el contrato, de conformidad con el artículo 2247 del código civil el depositario es responsable de la culpa leve en los siguientes casos:

  • Cuando se ha ofrecido para el depósito.
  • Cuando tiene un interés en el depósito, el cual puede consistir en el uso de la cosa depositada o en una remuneración.

La obligación principal en el contrato de depósito consiste en la guarda de la cosa depositada por parte del depositario, dicha obligación dura hasta que la cosa sea pedida por el depositante, incluso antes de expirado el termino del contrato el depositario puede solicitar al depositante que disponga de la cosa, cuando esta le genere un perjuicio o se encuentre en peligro estando en su poder.

El artículo 2252 del código civil establece esta regla de la siguiente manera:

“La obligación de guardar la cosa dura hasta que el depositante la pida; pero el depositario podrá exigir que el depositante disponga de ella cuando se cumpla el término estipulado para la duración del depósito, o cuando, aún sin cumplirse el término, peligre el depósito en su poder o le cause perjuicio.

Y si el depositante no dispone de ella, podrá consignarse a sus expensas con las formalidades legales”. 

En virtud de la obligación de guardar la cosa depositada ¿se encuentra en la obligación de responder por la destrucción de la cosa el depositario?

Si la cosa se destruye en poder del depositario este debe responder, incluso responde hasta por el caso fortuito o la fuerza mayor, cuando se encuentre en mora de restituir, es decir, que una vez solicitada la entrega de la cosa depositada por el depositante el depositario no la haya entregado.

Inclusive cuando el depositario no se encuentre en mora de restituir, si la cosa se destruye por caso fortuito o fuerza mayor no es responsable de la destrucción de la cosa, pero en caso de cómo consecuencia de la destrucción reciba el precio de la cosa, como cuando asegura la cosa y el asegurador indemniza por la perdida,  o recibe otra cosa en reemplazo deberá entregar el precio o el reemplazo de la cosa al depositante.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.