Responsabilidad que genera la venta de un establecimiento de comercio

Cuando se enajena un establecimiento de comercio existe una presunción legal que establece que se entiende hecha la enajenación como una unidad económica, sin que se requiera detallar de manera especifica los elementos que hacen parte de el, así lo señala el artículo 525 del código de comercio, el cual dice:

“La enajenación de un establecimiento de comercio, a cualquier título, se presume hecha en bloque o como unidad económica, sin necesidad de especificar detalladamente los elementos que lo integran”.

Una vez enajenado el establecimiento de comercio ¿de quien es la responsabilidad  de las obligaciones contraídas antes de dicha enajenación?

La responsabilidad de las obligaciones que se adquieren antes de la enajenación es tanto  del enajenante como del adquirente, pero siempre y cuando dichas obligaciones  reúnan las siguientes características:

  • Que se hayan contraído hasta el momento de la enajenación, ya que las que se adquieran con posterioridad  a la enajenación  son responsabilidad del adquirente.
  • Que las obligaciones se hayan contraído en desarrollo de las actividades a las que se dedica el establecimiento de comercio.
  • Que las obligaciones se encuentren plasmadas en los libros de contabilidad.

Solo las obligaciones que reúnan estas características responderán respecto a ellas de manera solidaria el adquirente y el enajenante, sin embargo en cuanto a la responsabilidad del enajenante esta cesa en dos meses  contados desde la fecha de la inscripción de la venta en el registro mercantil.

Para que el enajenante sea libre de la responsabilidad es necesario además que se haya avisado a los acreedores de la enajenación, de la transferencia y que en el termino de los dos meses en los cuales se libera el enajenante de la responsabilidad, no se hayan opuesto los acreedores a aceptar al adquirente como su deudor, de conformidad con lo establecido en el artículo 528 del código de comercio.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.