Retención en la fuente a trabajadores independientes (II)

Después de resumir los principales cambios aplicables a los agentes retenedores en cuanto a las obligaciones de retener (así no tengan dicha calidad), clasificar, verificar y certificar, continuamos con la serie de cuatro artículos para destacar los cambios más importantes en materia de retención en la fuente para trabajadores independientes.

Sujeto pasivo

Primer cambio: El artículo 10 de la Ley 1607 de 2012 (reforma tributaria) adicionó el título V del libro I del Estatuto Tributario para introducir varios artículos dentro de los cuales es importante resaltar el 329 que clasifica a las personas naturales en tres categorías: 1. Empleado, 2. Trabajador por cuenta propia y 3. Otros contribuyentes.

Para pertenecer a la categoría tributaria de empleado las personas naturales trabajadores independientes deberán cumplir con los siguientes requisitos:

  1. Ser residente en el país,
  2. Prestar servicios personales mediante el ejercicio de profesiones liberales o servicios técnicos,
  3. No requerir la utilización de materiales o insumos especializados o de maquinaria o equipo especializado y
  4. Tener ingresos provenientes del ejercicio de profesiones liberales o servicios técnicos en un porcentaje igual o superior al 80%.

El incumplimiento de cualquiera de los cuatro requisitos hace que el trabajador independiente se clasifique en la categoría tributaria de otros contribuyentes y se le aplique un sistema de depuración de la base retención diferente, así como las tarifas tradicionales.

Segundo cambio: No obstante de ser un concepto de la administración tributaria que es de obligatorio cumplimiento para sus funcionarios más no para los contribuyentes, responsables o agentes retenedores, máxime aun cuando no se funda en una norma legal, considero pertinente tener en cuenta el Concepto No. 50180 del 13 de agosto de 2013 que indica:

“(...)

 En ese orden de ideas en el caso planteado la odontóloga adscrita a su E.S.E. clasifica en la categoría tributaria de empleado, por cuanto los materiales o insumos especializados o la maquinaria o equipo especializado, no representa costo para dicho profesional y siempre y cuando cumpla los demás requisitos.

En consecuencia sobre los pagos o abonos en cuenta le son aplicables las disposiciones de retención en la fuente para empleados consagrados en los artículos 383, 384 y 387 del Estatuto Tributario y en los Decretos Reglamentarios 0099 y 1070 de 2013."

Advirtiendo que el tercer requisito del primer cambio se condiciona a que los materiales, insumos, maquinaria o equipo especializado no sean de propiedad de la persona natural independiente (no representen costo); es decir cuando un médico utiliza cualquiera de dichos elementos, pero éstos no son propios cumpliría con el tercer requisito y si cumple con los otros se clasificaría en la categoría tributaria de empleado.

Tercer cambio: Aunque se resumió en la anterior entrega por ser consideradas obligaciones de los agentes retenedores, también es importante recordar que los sujetos pasivos trabajadores independientes deberán reportar la información de que trata el artículo 1 del Decreto 1070 de 28 de mayo de 2013, afiliarse y pagar la seguridad social en debida forma conforme al artículo 3 ibídem.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.