Retención en la fuente cuando existe más de un concepto por factura

Cuando en una factura de compra, se incluyen varios conceptos con tarifas de retención en la fuente diferentes, en lo posible se debe aplicar la tarifa correspondiente a cada concepto.

Es parte el trabajo diario encontrarnos con facturas que relacionan mas de un concepto de retención en la fuente y no sabemos cual de todos aplicar.

En los casos en que cada concepto de retención se puede identificar sin problema, pues se aplica la tarifa de retención que por norma le corresponda a cada uno de los conceptos relacionados en la factura.

El problema surge cuando no están identificados los conceptos en la factura, caso en el cual es necesario identificar el concepto que prima en la factura, y aplicar la tarifa correspondiente.

Supongamos una factura por la compra de algunos elementos de ferretería por $5.000.000 más el servicio de instalación por $500.000. En este caso hay dos conceptos claramente definidos cuales son compras y servicios, por lo que se puede aplicar la tarifa de cada uno.

Pero si la factura fuere global, es decir, una factura por $5.500.000 por compra de materiales de ferretería y su instalación, no es posible identificar ni el concepto ni el valor de cada concepto por lo que no se podría aplicar los dos conceptos sino que se hace necesario aplicar un solo concepto, el cual hay que identificar primero.

Es claro que en el ejemplo hay dos conceptos de retención implicados: compras y servicios. En este caso no es difícil concluir que el concepto que prima es el de compras, puesto que lo que se compró fue un material el cual incluía el servicio de instalación, por lo que se habrá de aplicar la tarifa correspondiente a compras.

Si lo que se factura por ejemplo es el servicio de mantenimiento de un vehículo y para ellos es necesario el cambio de un repuesto de menor valor el cual es colocado por quien presta el servicio, el factor que prima es el servicio, puesto que lo pactado fue un mantenimiento y no la compra de un repuesto.

Para determinar cual entre varios conceptos es el que prima, se debe tener como punto de referencia el objeto o el fin de lo contratado o facturado, puesto que una cosa es contratar el mantenimiento y reparación de un computador lo cual puede implicar el cambio de la mitad de las partes, y otra muy diferente es comprar un computador con instalación incluida. En el primer caso el concepto es claramente de servicios y en el segundo de compras.

Lo mas sano es procurar identificar en cada factura los diferentes conceptos de retención, no solo para efecto de la aplicación de retención, sino para asuntos propios de la contabilidad como lo es el manejo de los costos de venta de los diferentes productos y servicios de la empresa. No se podrá identificar correctamente el costo asignable a cada producto y actividad si al facturarlos no se discriminan, por lo que la información resultante es de poca utilidad para efecto de toma de decisiones referente al manejo de los costos.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

2 Opiniones
  1. Javier Marroquin dice:

    Por favor bases jurídicas .

  2. BEATRIZ dice:

    en que programa puedo facturar de manera mas rapida (digamos copiar y pegar )varios conceptos al mismo tiempo, varios me refiero a 200 o 300 y eso lo hago varias veces al mes con los mismos conceptos y me tardo hasta 4 horas por factura. necesito hacerlo mas eficientemente. me gustria tener capturado todo y copiar y pegar.

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.