Retenciones en la fuente asumidas no son deducibles en el impuesto a la renta

Las retenciones en la fuente que el contribuyente asuma, no pueden ser tratadas como costo o deducción en el impuesto a la renta.

Por olvido o descuido, o incluso por estrategias comerciales, algunos agentes de retención optan por asumir las retenciones que debieron practicar, debiendo pagar de su bolsillo las retenciones que no practicaron.

El hecho de pagar la retención en la fuente con su dinero, sin duda se constituye en una erogación para la empresa, pero es una erogación que no se puede tratar como costo o deducción.

La razón es que el asumir la retención en la fuente, es la consecuencia de no observar o no cumplir una obligación de todo agente de retención, obligación que es precisamente la de practicar las retenciones del caso, luego, por la razón que sea si no cumple con esa obligación, mal puede tomarse un beneficio derivado de tal incumplimiento.

Adicionalmente, los pagos por retenciones asumidas, no cumplen con los requisitos básicos que debe tener toda erogación, como es el de la necesidad, causalidad y proporcionalidad, lo que hace imposible poder tratar como costo o gasto los pagos por retenciones no practicadas y luego asumidas.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.