Reunificar deudas

La reunificación de deudas suele ser habitual en base a una nueva hipoteca que agrupe los préstamos, en la propia hipoteca que se tiene o en un único préstamo personal. Es complicado, y más en estos tiempos, que las entidades accedan a hacer esta reunificación, pero se puede conseguir, especialmente teniendo un inmueble que hipotecar.

Sobre todo se suele tratar de unificar la deuda de la hipoteca con las demás deudas y es recomendable hacerlo en la misma entidad de confianza, a menos que lo rechacen. Aunque tiene un coste, ya que no es gratis, también se reduce el tipo de interés con respecto a otros préstamos y se tiene más período de amortización. Las familias suelen solicitarlo porque les cuesta afrontar las deudas que tienen, no siendo recomendable solicitarlo si se pueden pagar perfectamente las deudas asumidas hasta el momento ya que aunque la cuota es más baja los gastos que se asumen aumentan la deuda.

Para pedir reunificar deudas, se tiene la escritura de la vivienda, la última declaración de la renta, las últimas tres nóminas, los últimos recibos de los créditos, la última tasación de la vivienda y todo cuanto se solicite.

Para incrementar las posibilidades de que la solicitud sea aceptada se recomienda:

  • Ir a la misma entidad de siempre, donde ya se es cliente de toda la vida
  • Aportar avalistas solventes
  • Contar con una buena situación económica y estabilidad laboral
  • Ser sinceros con la entidad
  • No tener impagos, por lo que se debe pedir antes de que esto ocurra
  • Aportar en el momento toda la información requerida

Antes de tomar la decisión y acudir a la entidad para solicitar reunificar deudas, es necesario estudiar previamente si es necesario o si se trata de la mejor opción, y también se recomienda estudiar las finanzas para reducir gastos cada mes.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.