Salario fijo y salario variable - Diferencias

Parecería que los conceptos “salario fijo” y “salario variable” no necesitaran explicarse, pues el nombre de cada uno de estos remite al intérprete a entender que salario fijo es el que no cambia y variable el que sí cambia.   Sin embargo, el asunto ha dado lugar a controversias  y debates sobre todo entre trabajadores y empleadores que no tienen un buen manejo del tema.

Lo cierto es que el salario fijo puede no ser tan fijo como se creería,  y el variable mantenerse inalterado. Aunque la afirmación anterior suene a juego de palabras, no es así. Veamos:

Si un trabajador devenga en un mes una cantidad determinada de  dinero y en otros meses cantidades diferentes, fácilmente podríamos decir que estamos frente a un salario variable. Y si, a contrario sensu, ese trabajador percibe siempre la misma suma de dinero, la primera conclusión que se nos ocurre es que se trata de salario fijo.

Pues bien, para entender el tema es necesario precisar primero el concepto de salario. Para efectos didácticos podríamos decir que existen dos clases de salario. Uno, que se denomina también jornal o sueldo según su pago se estipule por días o por períodos mayores.  Y otro, que no tiene apellido, y por tanto se denomina simplemente salario. Así las cosas, cuando la remuneración (salario) se estipula por días se denomina jornal, y cuando se paga por períodos semanales, decadales, quincenales o mensuales, se llama sueldo. También se le suele llamar salario ordinario. Esta modalidad de salario (ordinario) hace relación únicamente con la remuneración ordinaria fija o variable que recibe periódicamente el trabajador por la prestación de sus servicios, o sea, lo que la gente del común llama “sueldo.”

El otro, es el salario propiamente dicho, el cual comprende no solo la remuneración ordinaria, sino que abarca también los distintos conceptos que adicionalmente remuneran el trabajo, vale decir, las comisiones por ventas, las comisiones por recaudo, las horas extras, el recargo por trabajo nocturno,   el recargo por trabajo en domingos y festivos, los viáticos permanente en lo relacionado con el valor del alojamiento y la manutención, etc.

En aras de hacernos entender podríamos decir que el salario es el género, y el sueldo (o salario ordinario) es una de las varias especies de ese género. Las otras especies serían las horas extras, el recargo por trabajo nocturno, recargo por trabajo en domingos y festivos, etc.

Ahora bien, descendiendo al tema central de este comentario, tendríamos lo siguiente.

El salario será fijo cuando la remuneración ordinaria se mantenga relativamente inmodificable aunque sí varíen los demás elementos salariales que conforman el salario propiamente dicho. En otras palabras, si el trabajador recibe todos los meses por concepto de remuneración ordinaria una misma suma de dinero, estaremos ante un salario fijo. Y no dejará de ser fijo por el hecho de que varíen periódicamente los demás conceptos que conforman el salario. Supongamos que el salario ordinario es $ 800.000, pero mensualmente el trabajador recibe en forma adicional diversas sumas de dinero por concepto de   horas extras, viáticos permanentes, trabajo en domingos y festivos, etc.,

Y supongamos igualmente que otro trabajador recibe todos los meses cantidades de dinero distintas debido a que su salario fue estipulado por unidades de obra elaboradas, a destajo o por tarea. Aquí el monto del salario no será fijo sino variable por cuanto su monto dependerá del número de unidades que elabore, el número de prendas que confeccione, el número de tareas que realice, etc.  Desde luego que si el trabajador elabora siempre el mismo número de unidades, o confecciona el mismo número de prendas, su salario se mantendrá fijo pero su  naturaleza seguirá siendo variable.

Tener claro los conceptos de salario fijo y salario variable puede ser muy útil a la hora de definir el salario que se le debe    cancelar al trabajador. Como ejemplo podríamos citar el caso de la mujer que sale a licencia de maternidad. Según la ley, si el salario de la trabajadora es fijo, deberá recibir durante su licencia el valor de la asignación ordinaria que venía percibiendo al momento de iniciar dicho período. De suerte que en ese evento la trabajadora sólo podrá exigir el pago del salario ordinario, más no podrá pretender que se le mantenga el mismo pago que venía recibiendo y que comprendía, además de la remuneración ordinaria, el valor de las horas extras, el recargo por trabajo en dominicales y festivos, etc. En cambio,  si el salario se había estipulado por unidad de obra, a destajo, por tarea, etc., la remuneración que se le deberá pagar a la trabajadora será el promedio mensual devengado por la trabajadora durante el año anterior al parto, o durante todo el período si fuere inferior.

Sobre este tema se pronunció la Sala de Casación Laboral de la Corte Suprema de Justicia en sentencia del 5 de octubre de 1987 en la cual indicó: "... el salario no deja de ser fijo porque en su ejecución se reconozca trabajo suplementario, dominicales, viáticos, ni porque al pago en algún momento incluya una bonificación esporádica, a condiciones al cumplimiento de determinados eventos, como el incremento de la producción por ejemplo.”

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

4 Opiniones
  1. Carlos Roman Sierra Lopez Cruz de la Garza dice:

    ¿Si verdad? Así como también deberían de contar las horas laboradas desde que salimos de la casa y así trabajar jornadas con menos horas. Así todos seriamos mas felices y la gente no estaría tan presionada por llegar tarde.

    Saludos

  2. JUAN RUA MARTINEZ dice:

    Este es uno de los temas en donde más se presentan discordias como, por ejemplo, determinar el derecho al pago del auxilio de transporte.

    • Alonso Riobó Rubio dice:

      Así es, señor Rua.

      Mientras los empleadores consideran que basta con que el ingreso mensual supere el límite legal para dejar de causar el derecho al auxilio de transporte, los trabajadores defienden la tesis de que lo que debe tenerse en cuenta para establecer si hay derecho o no a dicho auxilio es el monto del salario ordinario, o sea el sueldo, sin que influyan para nada otros pagos adicionales como horas extras, bonificaciones, etc. En los próximos días escribiré un comentario sobre ese tema.

      Cordial saludo,

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.