Inicio » Impuestos. » (19 / 12 / 2010 )

Sanción por omisión de activos

Omitir activos implica hacerse acreedor a una sanción por ello, como casi todo hecho irregular en materia tributaria.

Algunas personas naturales son muy propensas a omitir activos, especialmente para evitar declarar, o evitar que por alguna razón le persigan judicialmente su patrimonio, lo que en el futuro puede significar serias dificultades.

Cuando se omiten activos, por un lado se puede presentar una diferencia patrimonial, lo cual también acarrea una sanción consistente en gravar con el impuesto de renta dicha diferencia, y por otro lado, en algún momento se puede configurar  un incremento patrimonial injustificado, algo que también es sancionable pero desde el punto de vista penal.

Sobre las consecuencias tributarias de omitir activos, dice el artículo 239-1 del estatuto tributario:

Renta líquida gravable por activos omitidos o pasivos inexistentes. Los contribuyentes podrán incluir como renta líquida gravable en la declaración de renta y complementarios o en las correcciones a que se refiere el artículo 588, el valor de los activos omitidos y los pasivos inexistentes originados en períodos no revisables, adicionando el correspondiente valor como renta líquida gravable y liquidando el respectivo impuesto, sin que se genere renta por diferencia patrimonial.

Cuando en desarrollo de las acciones de fiscalización, la Administración detecte pasivos inexistentes o activos omitidos por el contribuyente, el valor de los mismos constituirá renta líquida gravable en el período gravable objeto de revisión. El mayor valor del impuesto a cargo determinado por este concepto generará la sanción por inexactitud.

Cuando el contribuyente incluya activos omitidos o excluya pasivos inexistentes sin declararlos como renta líquida gravable, la Administración procederá a adicionar la renta líquida gravable por tales valores y aplicará la sanción por inexactitud.

Nótese que la norma transcrita sólo aplica para los activos omitidos originados en periodos no revisables, luego, cuando la omisión corresponda a un periodo revisable debido a que la declaración aún no ha alcanzado firmeza, no se puede aplicar este artículo, sino que al presentarse diferencia patrimonial hay que tratar como renta líquida especial dicha diferencia, que tendrá el mismo resultado, o buscar la forma de “cuadrar” el balance para que no se presente diferencia patrimonial.

Opinar o comentar (Recuerda que somos de Colombia)

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.