¿Se puede dar un establecimiento de comercio en anticresis?

La anticresis es un contrato por medio del cual el deudor da al acreedor un bien para que este se pague la deuda con el producido de dicho bien; cuando se trata de anticresis comercial esta puede recaer sobre toda clase de bienes de conformidad con lo establecido por el artículo 1221 del código de comercio, mientras que la anticresis civil siempre recae sobre una finca raíz.

Cuando se da en anticresis un establecimiento de comercio dicho contrato se perfecciona con la entrega del establecimiento, es decir, que la administración del establecimiento de comercio pasa a manos de acreedor para que este con el producido se pague la deuda.

Es obligación del acreedor cuando le es dado en anticresis un establecimiento de comercio, pagar los impuestos de dicho establecimiento, además de pagarse la deuda con el producido, de conformidad con lo establecido por el artículo 1223 del  el cual señala lo siguiente:

“Son aplicables a la anticresis las normas relativas al derecho real de usufructo, en cuanto no sean incompatibles con la naturaleza de aquélla.

El acreedor está especialmente obligado a hacer producir la cosa y a pagar los impuestos que la graven, deduciendo su importe del valor de los frutos; o repitiéndolo del deudor, si éstos no fueren suficientes”.

¿Cuándo se da el establecimiento de comercio en anticresis el comerciante pierde el estatus de tal?

Por el hecho de dar en anticresis el establecimiento de comercio no se pierde el carácter de comerciante incluso, el comerciante puede durante la ejecución del contrato ejercer de manera continua actividades de control sobre el manejo que le esté dando el acreedor al establecimiento.

Respecto al manejo de la responsabilidad en cuanto a las operaciones comerciales que se efectúen durante la vigencia del contrato de anticresis, serán responsables de manera solidaria tanto el deudor como el acreedor de los negocios que se realicen desde el comienzo del contrato hasta la terminación de este.

Por último hay que establecer que un establecimiento de comercio también puede ser objeto de otra clase de contratos tales como, arrendamiento, usufructo y cualquier otro que limite, transfiera o modifique su propiedad o el derecho de administrarlos de acuerdo con lo establecido por el artículo 533 del código de comercio.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.