¿Se puede obviar el procedimiento para adoptar medidas cautelares cuando estas se solicitan en un proceso contencioso administrativo?

Cuando se soliciten medidas cautelares en un proceso contencioso administrativo, estas deben seguir el trámite señalado en el artículo 233 del código de procedimiento administrativo y de lo contencioso administrativo (ley 1437 de 2011); el trámite que se le da a la solicitud de decreto de medidas cautelares depende del momento procesal en el cual estas se pidan, una vez surtido dicho trámite el juez debe decidir si se cumplen los requisitos decretarlas o no.

Pese al trámite señalado por la ley 1437 de 2011, que debe seguirse cuando se solicitan medidas cautelares, es posible que este sea obviado por el juez; para obviar el procedimiento que se debe seguir cuando se presenta una solicitud de medidas cautelares, en necesario que se cumplan las siguientes exigencias:

  • Que se cumplan los requisitos necesarios para que se pueda decretar la medida solicitada.
  • Que sea manifiesta la urgencia de la medida.

Las medidas cautelares de urgencia son aquellas que son decretadas por el juez sin agotar el procedimiento señalado para ello, por el apremio de estas, es decir, que existe la necesidad de decretarlas sin llevar a cabo el trámite, estas medidas no requieren de notificación previa a la parte contraria; si se decreta una medida cautelar de urgencia ¿es necesario que se constituya caución por la parte interesada?

La caución que se fija cuando se decreta una medida cautelar tiene una finalidad indemnizatoria en caso de que se causen perjuicios con el decreto de la medida, por esta razón es indispensable que cuando se tome una medida cautelar urgente, que la parte interesada constituya caución, toda vez que la parte contraria no tuvo conocimiento de la solicitud y por ende no tuvo oportunidad para pronunciarse respecto a ella.

Cuando se decretan medidas cautelares de urgencia ¿Qué recursos proceden contra esta decisión?

Contra el auto que decreta una medida cautelar proceden el recurso de apelación y el de súplica según el caso, de conformidad con lo señalado en el inciso primero del artículo 236 de la ley 1437 del 2011, dicho artículo establece lo siguiente:

“El auto que decrete una medida cautelar será susceptible del recurso de apelación o del de súplica, según el caso. Los recursos se concederán  en el efecto devolutivo y deberán ser resueltos en un término máximo de veinte (20) días”.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.