Selección de personal en entidades financieras

La selección de personal se volvió un proceso crucial dentro de las estrategias de este tipo de entidades, los bancos buscan personas jóvenes con conocimientos técnicos esenciales, nivel de inglés, manejo de programas informáticos y además competencias no técnicas diferenciadoras que son las que persuaden y llevan al éxito, como un buen manejo de relaciones personales, actitud de servicio, capacidad de adaptación y facilidad de aprendizaje.

Con la selección de un excelente personal es que los bancos pretenden capturar a todos los clientes asediados de beneficios en las demás entidades financieras, dentro de la selección de personal también entra toda una estructuración de salario, escala de comisiones y retribuciones relacionada con los resultados obtenidos.

Para diseñar esta escala de retribuciones se tiene en cuenta:

-          Responsabilidad del cargo desde el punto de vista profesional y funcional.

-          Mercado externo (situación del banco en general) e interno (de acuerdo a objetivos por empleado).

-          Méritos.

A nivel comercial el sistema de retribución debe ser diferencial al administrativo, porque básicamente del desempeño de este personal dependen las ventas como en toda empresa.

En las entidades financieras el sistema de retribuciones por comisión trata de ser justo y de acuerdo al desempeño de los empleados, mas tomado desde un punto de vista personal, es obvio la sensación de que en esta industria los empleados comerciales entran en una ardua competencia que también puede llegar a ocasionar altos niveles de estrés por sobrepasar metas individuales, niveles que solo “disminuyen” al recibir el pago por el esfuerzo.  Aquí es donde juega un gran papel el tema de promoción y carrera profesional que un banco pueda ofrecer en su estructura para que estos empleados la aprovechen dentro de la  entidad.

Los bancos ya tienen por sentado que deben invertir en formación de cada uno de sus empleados; precisamente es una inversión y no un gasto porque según el estudio ya saben que a mayor conocimiento y perfilamiento en el negocio financiero más grande es el negocio que cada uno de estos individuos capte. Formación en productos, servicios, atención al cliente, manejo de portafolios, funciones directivas; y sobre todo éste último, ser buen director de personas a cargo se ha vuelto el plus para todas estas entidades que buscan maximizar sus resultados estratégicos.

La persona que dirige es aquella capaz de motivar suficientemente para llegar a la visión trazada, esta persona debe estar dotada de poder y querer, suficiente carisma para impulsar a otros, suficiente conocimiento de negocio para asesorar y ser apoyo. Sus actitudes de liderazgo deben estar enlazadas con el compromiso para realmente hacer las cosas, puesto que todos podemos tener los conocimientos técnicos y títulos para ejercer, pero muy pocos el talento a la hora de dirigir y motivar a otros.

Es ya lógico que a menor motivación menores ventas, si un directivo no está atento de sus subordinados animándolos, los resultados no solo pueden ser iguales en comparativo de periodos sino pueden decrecer, por tanto el trato a los clientes ya no sería un diferencial y la competencia se llevaría una buena tajada.

Como en toda empresa, los bancos también necesitan un adecuado sistema de comunicación interno basado en:

-          Facilitar la comunicación de la información entre las divisiones, enfocada siempre a servir al cliente.

-          Transmitir la cultura corporativa, valores, estrategia y objetivos de la entidad.

-          Tener herramientas para que los empleados se sientan identificados con la organización y se comprometan como en eventos donde puedan participar, convenciones y encuentros.

-          No permitir la repetición de tareas en las diferentes divisiones.

-          Agrupar y compartir en proceso de retroalimentación la información que captan los empleados para explicación de casos diarios.

Para que este sistema de comunicación interna tenga éxito la entidad debe contar con los recursos financieros para sostenerlo y un compromiso máximo de la alta dirección como de los directivos en todas las áreas. 

Documento de referencia:

Los Recursos Humanos, el futuro de la banca.

Autor: SÁNCHEZ PAJARES, Esteban, y ALCAIDE HERNÁNDEZ, Francisco.

Fuente: Capital Humano, n.º 167, pág. 34. Junio, 2003.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.